Ya han pasado unos meses desde que Samsung y Apple presentasen sus dos grandes buques insignia. Y, con el paso de los meses, el precio de los teléfonos se reduce. Por ello, hemos aprovechado que ahora puedes comprar el Samsung Galaxy S10 más barato que nunca para realizar una completa comparativa con el iPhone XS. ¿qué teléfono deberías comprar?

Y es que, hay una oferta en Amazon que te permitirá hacerte con el Samsung Galaxy S10 con un descuento realmente interesante: ahora solo cuesta 759 euros. Evidentemente, las soluciones de Apple no suelen bajar de precio, por lo que pocas ofertas vamos a encontrar para comprar el iPhone XS a un menor precio. Entonces, ¿con qué solución debería hacerme?

iPhone XS por delante

Comparativa del Samsung Galaxy S10 contra el iPhone XS: diseño

Para resolver estas dudas, vamos a hacer una comparativa de ambos modelos, comenzando por el diseño. Y es que, el apartado estético es totalmente diferente en uno y otro modelo. Sí, tanto el Galaxy S10 de Samsung como el iPhone XS cuentan con acabados en metal y cristal para dotar a sus cuerpos de un aspecto y unos acabados muy premium. También es cierto que los dos tienen certificación IP67, por lo que el polvo y el agua no será un problema.

Samsung Galaxy S10 y iPhone XS de lado

Aunque nadie puede negar que el diseño del Samsung Galaxy S10 es mucho más moderno que el de su rival: cuenta con unas curvas muy diferenciadas, además del agujero en la pantalla para integrar la cámara frontal del dispositivo, consiguiendo esquivar el característico notch que vemos en tantas soluciones dentro de la gama alta.

Samsung Galaxy S10

Y sí, el Samsung Galaxy S10 cuenta con carga inalámbrica inversa y ranura para tarjetas microSD, dos detalles que hacen que, en nuestra opinión, la balanza se incline a favor de la solución del fabricante americano. Eso sí, sobre este apartado, no podemos hacer una justa comparativa del Samsung Galaxy S10 contra el iPhone XS, porque, para gustos, los colores.

Pantalla del Samsung Galaxy S10

Comparativa del Samsung Galaxy S10 contra el iPhone XS: características técnicas

En este apartado, nos encontramos con dos terminales sumamente diferenciados: utilizan un sistema operativo totalmente diferente, pero ambos modelos llegan con un hardware a la altura de los más grandes que permiten mover cualquier juego o aplicación sin mayores problemas; no vas a tener ningún problema con estos terminales, así de sencillo.

Pantalla del Samsung Galaxy S10

Pero hay una serie de detalles que no podemos dejar escapar. Para empezar, aunque cuenta con un notch que rompe la estética de la pantalla, la cámara frontal del iPhone XS cuenta con Face ID, sin duda el mejor sistema de reconocimiento facial del mercado. Es cierto que el Samsung Galaxy S10 consigue un buen rendimiento, pero la solución de la compañía con sede en Cupertino está por delante.

Pantalla del Samsung Galaxy S10

Eso sí, si comparamos el apartado multimedia, poco puede hacer el iPhone XS contra el panel Infinity-O que monta su gran rival. Y es que, la pantalla del Samsung Galaxy S10 barre sin dudar a su rival, ofreciendo una gama de colores mucho más vívida y nítida, en parte algo lógico si tenemos en cuenta su mayor resolución, además de contar con un pantalla más grande y que ofrece unos resultados muy superiores que su rival. A esto hay que sumarle un apartado auditivo que también es mejor. Y encima cuenta con jack de 3.5 mm. Dos detalles que marcan, y mucho, la diferencia entre un dispositivo y otro.

¿Y la cámara? En este punto, estamos en una situación semejante: ambos modelos ofrecen un gran apartado fotográfico. El Samsung Galaxy S10 ofrece una mayor versatilidad, pero a cambio la fotografía diurna es ligeramente superior en el iPhone XS. Eso sí, si tenemos en cuenta que hay una diferencia de 450 euros entre un modelo y otro, creemos que vale mucho más la pena comprar un Samsung Galaxy S10, más ahora que cuesta 759 euros.