Hace un par de años el notch parecía el paradigma de la innovación, pero pasado este tiempo, hemos visto que son muchas las compañías que no creen esto y, por ello, desarrollan opciones diferentes para ubicar elementos como las cámaras para los selfies. Un ejemplo es OPPO, que acaba de anunciar la primera que se coloca debajo de la pantalla.

Lo cierto es que la compañía asiática lleva mucho tiempo destacando por su intención de innovar, y el apartado de las cámaras es un en los que destaca especialmente. Así, por ejemplo, fue de las primeras compañías que incluyó un sensor ToF para medir la profundidad e, incluso, ha destacado por ofrecer opciones diferentes y retráctiles para evitar que el notch tenga espacio en el frontal de sus teléfonos (un ejemplo de esto es el OPPO Reno 10X). Y, ahora, da este paso que es realmente interesante y que ha costado bastante tiempo de desarrollo conseguirlo para que ofrezca una calidad adecuada.

OPPO O-Fresh, nuevos auriculares baratos con sonido de alta calidad, cable anti enredos a precio rompedor

El caso, es que con la cámara integrada bajo la pantalla para hacer selfies, el notch no es necesario -y tampoco el uso de elementos adicionales que restan espacio para la batería o que aumentan el peso del terminal-. Y, esto, le da mucho más juego a la hora de elegir componentes internos, sin ir más lejos. Además, permiten que el diseño frontal sea completamente simétrico, lo que para muchos (y yo me incluyo entre ellos), es una excelente noticia ya que el atractivo del terminal al mirarlo es mucho mayor.


Cómo ha conseguido OPPO integrar la cámara bajo la pantalla

Una de las cosas más importantes es que se ha utilizado una nueva pantalla que incluye materiales trasparentes creados de forma específica para el uso de la cámara bajo la pantalla con el objetivo que la luz llegue al sensor (para ello se ha modificado las estructura de los píxeles). Detalles importantes respecto a este componente es que no pierde tactilidad en el espacio reservado, por lo que se puede dar uso de forma habitual y, además, la  compañía asegura que la calidad de imagen es la esperada por lo que no existe bajada alguna.

Diseño teléfono con cámara frontal bajo pantalla de OPPO

En lo que tiene que ver con el sensor utilizado, una de las claves para conseguir un funcionamiento óptimo es que el tamaño de este elemento es más grande -para adquirir mayor cantidad de luz- y su apertura es mejor también con el mismo objetivo. Evidentemente, y como es lógico pensar, existen problemas en lo que tiene que ver con los destellos o efecto de aguas debido a que está detrás de la pantalla el componente. Para solucionar esto, OPPO ha desarrollado procesos por software (algoritmos) que permiten corregir esto para ofrece una «calidad que es la habitual en las cámaras destinadas a los selfies».

Llegada de la cámara de OPPO al mercado

Por el momento no se ha comunicado nada respecto a la llegada al mercado comercial de esta cámara, pero es de esperar que no tarde mucho en estar implementado el componente en un teléfono del mercado de una forma aprecia a como ha ocurrido con el zoom 10X en el teléfono Reno. Por lo tanto, no es descabellado pensar en finales de 2019 o principios de 2020 cuando OPPO haga efectivo este anuncio. ¿Estamos ante la clave para conseguir terminales con un aprovechamiento frontal cercano al 100%?

Los mejores teléfonos que hemos probado en Topes de Gama