Contenido ofrecido y patrocinado por la marca

Inteligencia Artificial, el Huawei Mate 20 Pro frente al test de Turing

30 diciembre, 2018

Con el paso del tiempo y los avances tecnológicos es evidente que los dispositivos están dando los pasos necesarios para conseguir que la Inteligencia Artificial aplicada sea algo más que simples respuestas automatizadas a condiciones que se dan. Un ejemplo de esto es el Huawei Mate 20 Pro.

Desde que Alan Turing pusiera las primeras bases para revolución tecnológica que permitía aprender a la maquinaria computacional (y creara un test con el que poder «desenmascarar a la inteligencia de las máquinas»), la evolución ha sido constante y con una aceleración cada vez mayor ya que el hardware disponible es mucho más potente -como por ejemplo el últimos procesador de Huawei llamado Kirin 980-. Así, realizar ahora acciones y procesos que antes podían llegar incluso días, ahora se solucionan en pocos minutos y con una ayuda para los usuarios que anteriormente era simplemente inexistente.

Huawei Mate 20 Pro, una coctelera que mezcla calidad fotográfica con el uso de IA

Ahora, y gracias al aprendizaje profundo que ofrece los diferentes dispositivos que hay en el mercado donde destacan los smartphones como el Huawei Mate 20 Pro, se está llegando a un punto en el que es posible considerar la idea por la que se crea que las máquinas serán capaces de «pensar» -antes casi impensable-. De esta forma, se adelantaran a las necesidades de los usuarios, solventando varias tareas y liberando de trabajo a las personas que es el objetivo fundamental (a la vez que se optimizarán los recursos para que todo se realice de una forma mucho más efectiva y eficiente).

Manejo Huawei Mate 20 Pro

Eso sí, está por ver si las máquinas -al menos las que se desplegarán de forma masiva como los smartphones-, serán capaces de «engañar» al test de Turing a corto plazo y emular al pensamiento humano (los desarrollos más potentes ya consiguieron esto en el año 2014, con el bot Eugene Goostman a la cabeza). Lo cierto, es que con terminales como el Huawei Mate 20 Pro, queda bastante claro que esto está mucho más cerca, ya que el uso de doble NPU y las grandes opciones tecnológicas que integra son un ejemplo evidente de evolución al alcance de todos.

Evolución imparable de la mano del Huawei Mate 20 Pro

Opciones como la evolución cognitiva y la creación incluso de desarrollos donde la imaginación tiene algo de sentido, hacen que la llegada del «pensamiento» a las máquinas sea algo que no se ve ten lejano. Por lo tanto, las bases que puso Alan Turing parece que han tenido un desarrollo amplio como para que su test pueda estar cerca de considerarse obsoleto. Y, evidentemente, la Inteligencia Artificial juega un papel clave en todo esto.

Aprender y tener «recuerdos» será lo que hará que los dispositivos tecnológicos den un nuevo salto evolutivo que llevar a que estas sean capaces de tomar decisiones de forma independiente -de forma limitada eso sí, y siempre bajo un control de los humanos-. Coches, smartphones, y un sinfín de dispositivos con el hardware necesarios se verán favorecidos por la Inteligencia Artificial que está por llegar y que ya permite vislumbrar el Huawei Mate 20 Pro. Y, todo ello, con la conexión siempre presente gracias a la inminente llegada del 5G que apunta a ser la autopista perfecta para que todo esto ocurra.

La IA del Huawei Mate 20 Pro te permitirá grabar como un profesional