Contenido ofrecido y patrocinado por la marca

Inteligencia Artificial: una de las mejores armas del Huawei P20 Pro

28 mayo, 2018

Uno de los grandes avances en la tecnología móvil en los últimos tiempos es el uso de la Inteligencia Artificial (IA) para tener una mejor experiencia de uso al utilizar un smartphone. Por ello no es de extrañar que las grandes compañías van integrando este tipo de opciones en sus modelos, como por ejemplo se puede ver en la gama Huawei P20. ¿Qué es lo que se gana con su implementación y uso?

Cuando hablamos de Inteligencia Artificial no nos referimos de forma concreta a los asistentes de voz -que, por cierto, le dan uso-, si no a los procesos que se ejecutan en los dispositivos móviles sin que el usuario lo vea y que tiene como objetivo que se optimice todo lo que ofrece un teléfono en la actualidad (y que no es poco). Así, gracias al trabajo de la IA se puede desde predecir qué es lo que necesita el usuario hasta ofrecerle soluciones para conseguir sacar el máximo partido al hardware que se tiene. Y, aquí, Huawei está consiguiendo destacar por encima de la competencia.

Inteligencia artificial procesador

Hardware, cada vez más necesario en la Inteligencia Artificial

En un principio algunos apostaron por el uso de la nube para que la Inteligencia Artificial llegara a los smartphones, pero se ha comprobado que es necesario disponer de esta implementación en el propio dispositivo para no tener problemas de rendimiento y privacidad. Y, como consecuencia, en el último gran procesador de Huawei –Kirin 970– se ha integrado un chip denominado NPU (Neural-Network Processing Unit), y que forma parte incluso del Huawei P20 Pro. Este, es el que realiza los trabajos de forma independiente en todo lo que tiene que ver con la IA, lo que por un lado permite liberar al SoC para otras tareas y, además, consigue ofrecer un gran rendimiento con un consumo muy reducido (50 veces menos de energía es lo que necesita para funcionar el chip específico del que hablamos).

Procesador Kirin de Huawei

Este componente tiene una forma de trabajar algo distinta a los procesadores tradicionales, en especial en cómo ofrece respuesta a los trabajos que se realizan. Con él, lo que se busca es predecir lo que desea hacer -y cuando- el usuario. Un ejemplo es que con el paso del tiempo y debido al uso que se le da la terminal, es capaz de preparar al sistema operativo para la ejecución de las aplicaciones y tareas que se utilizan de forma habitual en cada momento del día.

Esto, por un lado, permite reducir los gastos energéticos ya que se pasan a un segundo plano recursos que no suelen necesitarse y, por otro, demuestra que el aprendizaje es adecuado y permite adaptar el dispositivo al usuario, y no al contrario. Y lo importante de todo esto es que se consigue de forma natural, ya que no se ejecutan simplemente unos procesos de pregunta y respuesta directa (como en los SoC), sino que se genera un proceso en el que se tienen en cuenta terceras variables como por ejemplo las horas del día, las fechas e, incluso, la información que se gestiona en los Huawei P20.

Análisis del Huawei P20 Pro

Beneficios de la inteligencia artificial de Huawei

Pues son variados, como por ejemplo la antes comentada reducción de consumo, pero si hay algo que destaca especialmente y de la que se benefician de forma clara los modelos de la gama Huawei P20, es en la fotografía. Gracias al uso de la Inteligencia Artificial estos dispositivos son capaces de reconocer las escenas (vegetación o comida, por poner un ejemplo) y, además, comprobar si en las imágenes que se toman existen elementos reconocidos, como puede ser un familiar o mascota. Entonces, si esto es así se procede a ajustar los parámetros de la aplicación Cámara para obtener de forma segura la mejor toma posible.

Grabar vídeo con Huawei P20

Gracias a la tecnología Night Photography Master, las fotos que se hacen por la noche ofrecen una toma de datos superior a la habitual, con el resultado de mostrar cosas que incluso el ojo humano no es capaz de ver (aprovechando el excelente focal que ofrecen los sensores de la gama Huawei P20. Interesantes son también las opciones avanzadas que se ejecutan al jugar con la apertura para establecer el mejor efecto bokeh en los retratos.

Hacer foto con el Huawei P20

Todo esto, y lo que está por llegar gracias a la evolución del software, en especial las aplicaciones, demuestran que la implementación de la Inteligencia Artificial no es algo simplemente testimonial -su efectividad es ya real y útil-, y que una parte muy importante del futuro de los smartphones pasa por su desarrollo. Y, aquí, Huawei parte como una de las compañías mejor posicionadas del mercado en la actualidad.