Poco a poco vamos viendo cómo serían todos los terminales de esta segunda mitad de año gracias a las últimas filtraciones. Hoy seguimos viendo las características del Samsung Galaxy Note 8, que incorporaría el último procesador de Qualcomm, que todavía no ha salido.

Hace dos años, Samsung decidió apostar en la gama alta por sus propios procesadores, por los Exynos, al tener el Snapdragon 810 problemas de sobrecalentamiento. A día de hoy, y como hemos podido ver en todos los gama alta de Samsung, ha vuelto a apostar por sus procesador, y en el S8 eligieron el Snapdragon 835 para el mercado americano, y para el Note 8, parece que seguirá por el mismo camino.

Aparecen nuevos datos del Samsung Galaxy Note 8 y su pantalla

El Samsung Galaxy Note 8 llegaría con el Snapdragon 836

Samsung Galaxy Note 8

Según las últimas filtraciones, Samsung seguiría la misma estrategia de poner un procesador diferente para cada mercado. Seguiría apostando por los procesador Exynos con misma tecnología para el mercado internacional, mientras que para el mercado americano, seguiría utilizando Qualcomm.

El último procesador de Qualcomm actual es el Snapdragon 835, pero Samsung incorporaría el Snapdragon 836 que tendría la misma tecnología de 10 nanómetros, solo que sería un poco mejor que el anterior. Esta filtración cuadra bastante ya que es exactamente lo que ha hecho Samsung en los últimos años, como con el Note 7, que incorporó el Snapdragon 821.

¿Qué más sabemos del Samsung Galaxy Note 8?

Hasta ahora sabemos que podría llevar una doble cámara, como en todas las imágenes filtradas hasta entonces. Su pantalla sería de 6,3 pulgadas, un poco más grande que el Samsung Galaxy S8, e incorporaría un sensor de huellas en la parte delantera, integrado en la pantalla, lo que daría un salto de calidad bastante grande en comparación al Galaxy S8, que tiene el sensor de huellas en una posición un poco incómoda.

De su diseño, sabemos que seguirá llevando una pantalla infinita, haciendo que los marcos sean casi inexistentes en el frontal. También incorporaría un SPen como lo lleva haciendo siempre la gama Note. Hay que destacar que por la parte trasera, en caso de que no esté integrado el sensor de huellas en la pantalla porque no les de tiempo, el sensor de huellas estaría debajo de la doble cámara, y no donde está ahora, a la derecha de ella. Esto haría que se ganase mucha comodidad a la hora de utilizarlo.

De todas formas, nos queda esperar hasta agosto o septiembre para conocer todos los detalles del nuevo Samsung Galaxy Note 8, que quiere convertirse en el mejor móvil del año.

  • Miguel Angel

    esto significa que el americano tendrá procesador nuevo y el global seguirá con el exynos 8895 sin mejora de rendimiento respecto el s8? de ser asi seria decepcionante (cosa que ya ocurrio con el note 7).
    PD: el sensor bajo la pantalla ya se desmintió, a samsung no le da tiempo a implementar esta tecnologia este año tampoco xD