Poco a poco se acerca el momento en el que el Samsung Galaxy Note 8 será anunciado, ya que todo apunta a que esto suceda en la feria IFA -que comenzará el día uno de septiembre de 2017 en Berlín-. El caso es que se han conocido nuevos datos que tienen que ver con las opciones que ofrecerá este phablet de gama alta.

Parece bastante claro que con este terminal se dará el pistoletazo de salida de la cámara doble en los modelos de gama alta de la compañía coreana –con sensores de 12 y 13 megapíxeles cada uno de ellos y zoon de 3X-, lo que claramente diferenciará al Samsung Galaxy Note 8 de la gama Galaxy S8. Pero, en lo que tiene que ver con la pantalla, se ha conocido que las similitudes entre ambos modelos serán muchas aunque, eso sí, las dimensiones del panel integrado en el phablet serán de 6,3 o 6,5 pulgadas (por lo que será un poco más grande que el panel integrado en el Galaxy S8+).

En la fuente de la información se indica que el Samsung Galaxy Note 8 incluirá la denominada Pantalla Infinita, por lo que la curvatura en los laterales estará presente y, además, esta ocupará la práctica totalidad del frontal (obligando, por lo tanto, que el lector de huellas no esté en el desaparecido botón Home). El panel será SuperAMOLED con la habitual capa para reconocer el stylus S Pen y, además, la resolución definitivamente se mantendrá en QHD+ (2.960 x 1.440 con un ratio de  18.5:9). Por lo tanto, nada de salto a 4K como algunos apuntaban, aunque se mentendrá una gran calidad -pero sin grandes sorpresas en lo que tiene que ver con la pantalla del phablet-.

POsible diseño del Samsung Galaxy Note 8

Sistema operativo del Samsung Galaxy Note 8

También se ha conocido información interesante a este respecto, ya que el nuevo dispositivo llegará con Android Nougat (7.1.1), por lo que no se lanzará con la última versión del desarrollo de Google, refiriéndonos a Android O. Esto, aunque pueda parecer algo un poco decepcionante, tiene lógica ya que no se ha tenido tiempo suficiente para adaptar la habitual personalización que llega en los modelos de Samsung y, por lo tanto, mejor poner en juego un desarrollo con la estabilidad y fluidez necesaria (eso sí, lo ideal sería una rápida actualización para el Samsung Galaxy Note 8).

Con esta información, y teniendo claro que en el hardware principal no faltará un procesador Exynos de última generación y 6 GB de RAM, el Samsung Galaxy Note 8 apunta muy buenas maneras. Y esto es así tanto por diseño –el metal y cristal serán los materiales de fabricación-, como en su hardware, donde opciones como los sistemas de seguridad por reconocimiento facial y de iris estarán presentes (sin olvidar la compatibilidad con accesorios como, por ejemplo, la nueva cámara 360 de la compañía o DeX, un producto este que nos parece excelente). ¿Qué opináis de lo que se va conociendo de este phablet que se espera que sea anunciado el 1 de septiembre de 2017?