Hace unos días asistimos en directo a la presentación del Samsung Galaxy S10 junto al resto de modelos que pasarán a formar parte de la familia Galaxy S del fabricante coreano. Una línea de dispositivos con una serie de características realmente interesantes que nos hacían pensar que llegarían muy lejos. Y ahora podemos garantizar que la cámara del Samsung Galaxy S10+ es la mejor del mercado, compartiendo puesto con el Huawei P20 Pro y Huawei Mate 20 Pro

Y no lo decimos nosotros, sino que han sido los chicos de la prestigiosa web DxOMark quienes han confirmado que la cámara del Samsung Galaxy S10+ comparte podio junto a los dos grandes caballos de batalla de Huawei. Y ojo, que su cámara frontal, formada por un sistema de doble lente, es la mejor del mercado a la hora de hacer selfies. Pero, ¿cuáles son los secretos del Galaxy S10+ para ofrecer un apartado fotográfico tan sumamente completo?

Primeras impresiones del Samsung Galaxy S10+, gran potencia y excelente diseño

Sobre el papel nos encontramos con una configuración que ya apunta realmente alto. Y es que la cámara del Samsung Galaxy S10+ cuenta con un sistema de triple lente formada por un sensor principal de 12 megapíxeles y apertura variable de f/1.5 a f/2.4, junto con un segundo sensor con funciones de gran angular de 16 megapíxeles y apertura f/2.2, además de un tercer sensor de 12 megapíxles y apertura f/2.4 que hace las funciones de teleobjetivo.

Análisis de la Cámara del Samsung Galaxy S10+

Tres mejor que dos, el primer gran secreto de la cámara del Samsung Galaxy 10+

Sí, es evidente que los tres sensores que conforman la cámara del Samsung Galaxy S10+ iban a mejorar su rendimiento, pero veamos las razones ya que, no siempre más cantidad significa más calidad. Para empezar, al contar con este sistema, la firma coreana ha incorporado un teleobjetivo. Esto, ¿en qué se traduce? Pues en poder hacer fotografías con un zoom de entre 0.5 y 2X sin perder un ápice de calidad.

Samsung Galaxy S10, las grandes novedades que le hacen atractivo y diferente

Además esta configuración de la cámara del Samsung Galaxy S10+ nos abre un abanico de posibilidades realmente completo. La cámara súper gran angular cuenta con una apertura focal inferior, pero a cambio nos permite realizar unas fotografías con mayor amplitud para abarcar el máximo escenario posible.

Y la apertura variable de la lente principal del Galaxy S10+ ofrece una versatilidad realmente alta, especialmente en modo manual, al poder ajustar cualquier parámetro de la cámara del teléfono para conseguir unas fotografías realmente completas. Esto hace que las fotografías cuenten con un balance de blancos realmente preciso, además de una buena reproducción del color.

Cámara del Samsung Galaxy S10+

Cólores nítidos y vívidos, gracias a la IA del Samsung Galaxy S10+

La cámara del Samsung Galaxy S10+ aprovecha las posibilidades de la NPU que integra su procesador para conseguir corregir determinados errores a la hora de realizar fotografías. No, no quiere decir que la inteligencia artificial del terminal haga todo el trabajo, pero sí que nos ayuda a mejorar las capturas que hagamos con su cámara.

Por no hablar de su increíble pantalla, con tecnología Dynamic AMOLED, y que ofrece unos colores impresionantes para que las fotografías que realicemos con la cámara del Samsung Galaxy S10+ se vean mejor que nunca.  Y a esto hay que sumarle el soporte para grabar vídeos con tecnología HDR10+ para conseguir unos resultados más impresionantes.

cámara del Samsung Galaxy S10+

Dos cámaras frontales para dominarlos a todos

Por último, no podemos olvidarnos de su sistema de doble lente en su parte frontal, formado por un primer sensor de 10 megapíxeles con AF  y apertura f/1.9 junto a un segundo sensor de 8 megapíxeles con apertura f/2.2. Con esta configuración, tenemos una cámara frontal que trabaja realmente bien, consiguiendo unos resultados excepcionales.

Muestra de ello es que la cámara del Samsung Galaxy S10+ perforada en su pantalla, es actualmente la mejor del mercado a la hora de hacer fotografías tipo selfie. Un gran trabajo por parte de la firma coreana que, tras un par de años quedando por debajo de sus competidores, vuelve a coronarse en el apartado fotográfico.