No hay duda alguna que los avances que Tesla está consiguiendo en el mundo de la automoción son, cuando menos, destacables y sorprendentes. El empuje del uso de los motores eléctricos es un buen ejemplo de ello y, no cabe duda, que aquí se ha convertido en líder y referencia en el mercado. Pero, no es en lo único que trabaja la compañía. La conducción autónoma es también uno de sus focos, y por lo que parece se le esta atragantando más de lo que se esperaba.

Es también innegable que tesla es una de las firmas que más y mejor está adaptando sus coches a la conducción autónoma, pero las cosas no van tan rápido como desearían, en especial Elon Musk. Esto lo decimos debido a que hace más o menos un año el CEO de la compañía de la que hablamos indicó que a finales de 2017 todos los modelos que incluyeran el paquete de ocho cámaras (acompañado por radar y doce sensores de ultrasonido), si utilizaban el software adecuado -que no es otro que su desarrollo Enhanced Autopilot– conseguirían disponer de una conducción completamente autónoma. Y, por lo que parece, las cosas no van a ser así.

Lo cierto es que no es la primera vez que una de las previsiones que hace el dueño de Tesla no se cumplen, pero esta es una de las que puede afectarle de forma directa en las ventas de sus coches, sea el modelo que sea. El caso, es que todo apunta a que la conducción autónoma completa no cumplirá en la fecha indicada, y parte de que esto sea así se debe a la ruptura con la compañía Mobileye, encargada del mencionado sistema -y que indicó que las previsiones y objetivos de la empresa de Musk no se podían conseguir tal y como quería-.

Conducción autónoma Tesla

Algunos usuarios desencantados con Tesla

Según se ha conocido y se indica en la fuente de la información, hay algunos compradores que han decidido ser activos frente a la compañía, ya que los que tienen un modelo de coche con todo lo antes mencionado para conseguir la conducción completamente autónoma o que se han comprado un pack denominado Full Self Driving para los Model X y Model S para adaptar sus coches, no están precisamente contentos con lo que está ocurriendo, y han tomado cartas en el asunto.

Imagen frontal del Tesla Model S P100D

Así, un grupo de estos han presentado una demanda colectiva a Tesla por no cumplir los pazos para la llegada de la conducción autónoma completa y, en ella, se indica que han vendido algo que no existe realmente. Y por ello, buscan una compensación por parte de la marca liderada por Elon Musk (se está en proceso de mediación). La lista de demandantes es amplia, y hay personas de California, Florida y New Jersey. Veremos cómo se soluciona el tema, pero lo menos que indican es que la mencionada novedad no es otra cosa que vaporware.

Logotipo frontal de coche Tesla

El caso, es que el uso de las redes sociales que hace Elon Musk, así como e ser muy optimista en algunas de sus previsiones, hace que se tengan problemas para cumplir fechas como ha ocurrido con esta opción en los coches de Tesla. ¿Ocurrirá los mismo con la anunciada llegada a Marte de SpaceX?