En Topes de Gama buscamos siempre ofrecer contenidos que os hagan poner lo mejor que hay en el mercado y, un claro ejemplo de lo que decimos, es el Tesla Model S P100D. Este coche eléctrico ofrece una potencia tan descomunal que le hace ser incomparable con la inmensa mayoría de los vehículos que ruedan por las calles. Pues bien, lo hemos probado.

Lo cierto es que ya llevamos unas cuentas pruebas de coches que son diferenciales, un ejemplo el modelo de Kia del que os hablamos en su momento. El caso es que el nuevo Tesla Model S P100D sorprende primero por las opciones que ofrece en todos los apartados y, una vez que se utiliza el volante en conducción real en la potencia que es capaz de transmitir cuando se pisa el acelerador.

Tanto es así, que hablamos de un coche que es capaz de pasar de 0 a 100 Km/h en menos de tres segundos. Sí, en alguna ocasión que Jaume de dio por dar “caña” al Tesla Model S P100D y, entonces, el pobre de Carlos se quedó impresionado por el efecto que le transmitió -similar al de una montaña rusa-. Sea como fuere, lo que está claro es que este es un modelo que es potente de una forma descomunal (y configurable, ya que desde la consola que se incluye se pude cambiar las opciones en este apartado).Frontal del Tesla Model S P100D

Tesla Model S P100D Tope de Gama de verdad

Nada más que se ve en el interior como en el exterior el coche se tiene la sensación de estar delante de algo único y, esto, se mantiene al rodar con el Tesla Model S P100D. Sin ruido y con un habitáculo interior muy grande, uno se da cuenta que el diseño de este vehículo se ha realizado desde cero y que por ello está perfectamente aprovechado en todos los apartados. Un ejemplo es la gran consola central, que con ella se pueden controlar todo lo que tiene que ver con las opciones de uso -incluido el movimiento de los asientos- hasta las posibilidades conectadas, como puede ser el uso del navegador (excelente el poder hacer una ruta para ir pasando por cargadores para no tener problemas) o el escuchar música con Spotify, con cuenta incluida.

Con mil piezas menos que un coche de combustión, el Tesla Model S P100D ofrece una carrocería realmente atractiva con detalles tan llamativos como que los tiradores se escondan en ella y que sólo salgan si se tiene que abrir la puerta (algo que, por cierto, se consigue a distancia gracia a la aplicación que funciona en los smartphones). Aparte, también se dispone de un maletero en la parte delantera -que se suma a al trasero-, lo que proporciona una espacio de carga excelente.

Llenar la batería del Tesla Model S P100D

Esto es algo que impresiona, ya que el coste más económico que se pude controlar, entendemos que por la noche, hace que se tenga que pagar por el rellenado completo la friolera de … ¡7,35 euros! Sin duda alguna, esto es tan sumamente interesante y o cierto es que impacta al precio que anda el combustible fósil. El cargador integrado es discreto y de sencillo uso, incluyendo diferentes adaptadores el Tesla Model S P100D entre los que hay una para utilizar en los enchufes habituales .que es más lento, sí, pero su utilidad e innegable-.

Por cierto, no le faltan opciones avanzadas de uso al conducir al Tesla Model S P100D. Sin llegar a darle un uso autónomo completo, lo cierto es que se tiene posibilidades como el no salirse del carril por el que se circula o el que se realice un adelantamiento sin necesidad de que el usuario intervenga. Un detalle que no debemos dejar de comentar es que el filtro de aire interior incluido permite esa seguro que siempre lo que se respira es de gran calidad.

This slideshow requires JavaScript.

Sin duda alguna, estar al volante de un Tesla Model S P100D es algo completamente diferencial y que atrae las miradas, se esté donde se esté. Y, lo cierto, es que la experiencia que hemos tenido es única y nos has costad mucho dejar de conducirlo. ¡Una pasada!