Samsung es uno de los mayores fabricantes de procesadores de todo el mundo, aunque normalmente se asocian estos a sus smartphones. Conocidos como Exynos, están disponibles en multitud de modelos. Ahora los coreanos dan el salto también al mercado del automóvil, lanzando sus primeros procesadores Exynos e ISOCELL para coches inteligentes.

Los procesadores Exynos no sólo son la demostración de que los coreanos saben fabricar dispositivos potentes, sino que además lo demuestran frente a sus principales rivales, como los Snapdragon de Qualcomm.

Nuevos procesadores Exynos de Samsung para automóviles

Los principales procesadores que fabrica Samsung son los Exynos, y junto a los ISOCELL para las cámaras de fotos de sus dispositivos son de los más avanzados y potentes en el mundo. Ahora la firma coreana ha anunciado la creación de dos nuevos sellos relacionados con sus procesadores Exynos. Estos son los de Samsung Exynos Auto y Samsung ISOCELL Auto, que como podéis imaginar, suponen el salto de la firma coreana a los vehículos inteligentes y autónomos que están por llegar al mercado, y que ofrecerán toda la potencia habitual en los procesadores móviles a los automóviles que cada vez demandan de más tecnología.

procesadores Exynos

En palabras de la propia firma coreana “las nuevas soluciones automovilísticas de Samsung, Exynos Auto e ISOCELL Auto ofrecen sus prestigiosas tecnologías para aplicarse en la industria del automóvil con las características y durabilidad necesarias para este mercado” Dentro de los nuevos procesadores Exynos Auto, nos encontraremos con tres categorías, como son Exynos Auto V, para los sistemas de infotenimiento, Exynos Auto A, destinados a la conducción autónoma y todo lo relacionado con la asistencia a la conducción. Así como el Samsung Exynos Auto T, para los sistemas telemáticos.

Posible interior del coche autónomo de Uber

En el caso de los nuevos ISOCELL Auto, podéis imaginar que su punto fuerte estará relacionado con la imagen, ya que los ISOCELL son los habituales en las cámaras de fotos de Samsung. Pues bien, estos procesadores de imagen estarían destinados a las cámaras que llevarán los vehículos autónomos para poder apreciar todo lo que ocurre alrededor del coche, principalmente en la carretera. Como es lógico, cuanta más calidad haya en el procesamiento de la imagen, más sencillo será reconocer todo lo que rodea al coche en la conducción autónoma. Sin duda un salto de Samsung con mucho fundamento, no en vano el vehículo autónomo es el futuro. Algunas informaciones extra oficiales apuntan a que los nuevos procesadores podrían estar listos para finales de este año, y montarse en algunos vehículos de Audi. Habrá que seguir muy de cerca la actualidad de estos nuevos sellos, porque prometen ser esenciales en la evolución de la industria automovilística.