No hace mucho en Topes de Gama os indicamos que los Tesla Model 3 estaban ya en proceso de fabricación en línea y que, este, iría aumentando de forma gradual a lo largo de 2017. Pues bien, el primer modelo finalizado ha salido de las fábricas de la compañía, y se han publicado un par de imágenes en las que se puede conocer su diseño final Tesla Model 3.

Como suele ser habitual en lo que concierne a las compañías Tesla y Space X, aunque no son las únicas, las imágenes e información las ha publicado Elon Musk, que utiliza canales como Twitter de una forma muy adecuada como escaparate de los logros que consigue con las compañías que dirige. El caso, es que las dos imágenes que se han publicado del Tesla Model 3 no dejan duda alguna que no es como el Tesla Model S, pero que hay una continuidad al diseño y estilo.

Estéticamente se ve que el Tesla Model 3 es un coche atractivo, en color negro, y que tiene el nombre interno SN1. Un detalle curioso y que llama la atención es que el lugar elegido para hacer las fotos es la fábrica de Fremont de California, que es donde el Production Unit 1 ha sido ensamblado por completo. Este coche, y otros veintinueve más, serán entregados el día 28 de julio de 2017 en el trascurso de una fiesta. Curiosamente, y como indica el propio Musk, él no tendrá el primer modelo del vehículo eléctrico del que hablamos… al menos de primeras.

El dueño del primer Tesla Model 3

Todas las primeras unidades de este coche serán entregadas a los trabajadores de la propia compañía que los reservaron y, también, de Space X. Pero la persona que será la poseedora del primer Tesla Model 3 es el directivo Ira Ehrenpreis, que fue uno de los que apostó por invertir en Tesla desde el principio y, además, fue el primero en realizar el desembolso para hacerse con la primera unidad. Eso sí, este ha cedido los derechos a Elon Musk con motivo de su 46 cumpleaños. Así, el CEO tiene las primeras unidades de los Model S y Roadster, pero no así del Model S.


El caso es que el Tesla Model 3 es una realidad, y no decepciona en lo que tiene que ver con el diseño. Ahora está por ver cómo es su interior finalmente, las opciones que incluye por defecto –y cuáles son opcionales- y que, poco a poco, se vayan suministrando los coches a los que ya han reservado uno de estos vehículos, que superan las 400.000 unidades. Sin duda, los coches eléctricos son claramente el futuro, y ya no tan lejano.