La compañías Apple es una de las que, desde hace tiempo, apuesta de forma decidida por los  coches autónomos. Pero hoy lo hace un poco menos que antes, ya que se ha conocido que la compañía de Cupertino ha realizado una restructuración del denominado proyecto Titán, reduciendo el número de empleados que trabajan en él.

La propia firma ha confirmado que, al unos 200 empleados que trabajaban en el mencionado proyecto lo abandonan para formar parte de otras partes de la compañía en las que realizarán su trabajo. Por lo tanto, parece que la importancia del coche autónomo para Apple se reduce, aunque esto no significa que el aprendizaje y funciones autónomas se dejen de lado en la empresa (algo que, según su CEO, Tim Cook, será vital para el sector tecnológico en muy pocos años y que puede significar una nueva resolución a nivel mundial).

La base Apple AirPower se lanzará en breve… 16 meses después de su presentación

Incluso, en algunas fuentes se indica que aparte de lo indicado respecto a los doscientos empleados, otros muchos que estaban implicados en Proyecto Titán dejarán de lado este de forma inmediata. Y, además, es posible que finalmente existan despidos para algunos empleados que no podrían ser reubicados en la empresa. Es decir, que no son las mejores noticias para Apple para mostrar una estabilidad y confianza en sus acciones de cara al futuro.

Imagen del coche autónomo de Apple

Cambio de rumbo del proyecto Titán de Apple

Evidentemente este movimiento hace que más de uno dude respecto al objetivo que tiene actualmente el proyecto Titán (algo que no es la primera vez que sucede, ya que en 2016 ocurrió exactamente lo mismo). El caso, es que es muy posible que la razón de ser de este sea el avanzar en conseguir automatismos independientes mediante aprendizaje, dejando de lado todo lo que tenga que ver con las construcción de un coche. Incluso, la llegada de Bob Mansfield hace poco para liderar esta parte de la compañías confirmaría que el cambio es una realidad para Apple como se apunta en la fuente de la información.

Logo de Apple con fondo negro

En definitiva, parece que proyecto Titán se quedará como la búsqueda de crear sistemas autónomos que pueda aprovechar Apple en sus productos más reconocidos, como por ejemplo los iPhone o los MacBook. Por lo tanto, hablamos de desarrollo de software, nada de hardware como hasta no hace mucho se pensaba. De esta forma, los coches que prueba la compañía de Cupertino serán el medio para comprobar que su trabajo funciona de forma correcta simplemente, y de esta forma poder ofrecer servicios a terceros, como por ejemplo compañías como Volkswagen (con la que ya tiene varios acuerdos al respecto). Una pena, pero el coche de Apple está cada vez más lejos de ser una realidad.

Un coche autónomo Tesla recorrerá EEUU de punta a punta en seis meses