Los altavoces inteligentes con asistente personal integrado se han convertido en toda una tendencia en este 2017, sobre todo tras la llegada de modelos de los fabricantes más importantes. Ahora esta tendencia se contagia a las lámparas inteligentes, que como la que ha lanzado General Electric, también integra Alexa.

Uno de los últimos fabricantes que ha confirmado que se sumará a la competición por contar con su propio altavoz inteligente, ha sido Samsung, que hará lo propio con un altavoz con el asistente Bixby integrado.

C by GE Sol, la lámpara inteligente con Alexa

Aunque ya fue presentado el pasado mes de diciembre, la nueva lámpara de General Electric denominada C by GE Sol, abre una nueva era en el hogar conectado, porque lleva más allá el concepto de objeto inteligente en el hogar, porque es la primera lámpara que integra un asistente personal como en el caso de los altavoces. Concretamente se trata del Alexa de Amazon, que ahora se puede utilizar para controlar esta interesante lámpara inteligente, que hace las funciones esenciales de los altavoces inteligentes, aunque dándole un sentido muy distinto.

La integración de Alexa en esta lámpara permite interactuar con el asistente de la misma forma que lo haríamos en un Amazon Echo, el famoso altavoz de Jeff Bezos. Esta lámpara tiene forma de anillo, y nos recuerda bastante a los ventiladores de última generación de Dyson. Pero más allá de su diseño, con esta lámpara podemos hacer las mismas preguntas y buscar el mismo contenido gracias a nuestros comandos de voz, que se registran en la base de la lámpara. Como es lógico, la luz de esta lámpara se puede controlar fácilmente con esos comandos de voz. Pudiendo mutar los tonos de su lámpara en tonos claros, entre un color blanco y un amarillo claro.

C GE SOol lámparas inteligentes

Esta lámpara cuenta con diferentes botones físicos, que sirven básicamente para silenciar al asistente Alexa, para encender la lámpara de forma independiente, así como para poder subir y bajar el tanto el volumen como el brillo. También podemos decirle a Alexa qué tono de color queremos para cuando nos despierte con su cálida luz, o con cual queremos dormirnos por la noche. Como veis se trata en la práctica de un dispositivo similar al altavoz, aunque con mayores posibilidades. Eso sí, su precio es algo mayor, ya que se vende ahora en Estados Unidos por unos 200 dólares. Eso sí, como ocurre con Echo, no lo veremos en España salvo que lo importemos de la página de Amazon en Estados Unidos. A lo que hay que unir que el asistente sólo está en inglés.