La conexión USB tipo C poco a poco se está convirtiendo en el estándar de conexión por excelencia. Y, por lo tanto, que se lance accesorios que la utilicen es una buena noticia para conseguir soluciones en lo que tiene que ver con la conectividad. Un nuevo producto que se acaba de lanzar es el Xiaomi USB-C Mini DisplayPort.

Este es un conversor permite explotar al máximo las opciones que ofrece la interfaz USB tipo C, más allá de la propia de ser reversible (que facilita mucho su uso, eso es cierto). El concentrador, que se puede utilizar con ordenadores portátiles o convertibles –lo cierto es que creemos que con estos es donde el Xiaomi USB-C Mini DisplayPort tiene todo el sentido del mundo-, pasa un puerto del tipo antes mencionado a cuatro diferentes: dos USB tipo A; uno DisplayPort; y, como no, mantiene uno USB tipo C. Una buena opción en lo referente a la usabilidad.

Al ofrecer la alta compatibilidad antes mencionada, es posible que te preguntes si las opciones de los puertos adicionales que se añaden ofrecen una funcionalidad completa. Y sí, así es. En el caso de los USB tipo A (los tradicionales) poco o nada hay que explicar. Pero, en si hablamos de DisplayPort la cosa cambia, ya que este se utiliza para transmitir imágenes. Y, lo cierto, es que Xiaomi USB-C Mini DisplayPort se comporta, ya que ofrece compatibilidad con calidad 4K a 60 Hz, lo que no está nada mal.

Diseño del accesorio Xiaomi USB-C Mini DisplayPort

Más opciones de Xiaomi USB-C Mini DisplayPort

Otra de las posibilidades que se incluyen en este accesorio es la compatibilidad con recarga rápida (20V / 3.25 y 65 vatios de salida con el accesorio encendido), lo que es muy positivo ya que cada vez más dispositivos con compatibles con esta tecnología –con modulación PD 3.0-. Aparte, incluye protección frente a cambios bruscos de tensión, para que de esta forma no se tenga miedo alguno de posibles fallos o malos funcionamiento en la corriente.

Opciones del accesorio Xiaomi USB-C Mini DisplayPort

El adaptador Xiaomi USB-C Mini DisplayPort no tiene unas grandes dimensiones, como queda claro al comprobar que tiene un grosor de 12 milímetros (su carcasa es anti corrosión y la radiación UV no le afectan). De esta forma, encaja en cualquier mochila o maletín. El nuevo accesorio ya está a la venta en China, y tiene un precio de lo más atractivo: unos 20 euros al cambio. Un buen producto para combinarlo con oradores como los MacBook de Apple –o los propios de Xiaomi– y los nuevos tablets y smartphones que se lanzan al mercado.

  • Toni Capó Esteva

    Al conectarse a USB-C con interfaz, por ejemplo, usb 2.0 (como en un huawei P10 plus) cómo sería posible trasmitir imágenes por el displayport si el teléfono no tiene esa funcionalidad incorporada?