Pese a los problemas normales que se tienen en el empeño de SpaceX en llevar al hombre de nuevo a la Luna y posteriormente a Marte, las cosas avanzan de forma constante por parte de la compañía. Un ejemplo es que las primeras pruebas reales del cohete Falcon Heavy ya se han producido y, por suerte, existe un vídeo que lo muestra.

Lo que se ha conocido es que la semana pasada, en un absoluto secreto, se ha probado la unidad central de Falcon Heavy, que es la más potente de todas las que componen el cohete en su conjunto. No es la primera vez que se realiza el encendido de este elemento, pero sí que hay algo que es distinto: se han realizado en condiciones normales -comidas como Fuego Estático-, no en lugares donde se creaban situaciones adecuadas para comprobar que todo marcha por buen camino.

Por cierto, que el cohete Falcon Heavy es reutilizable como ocurre con otros de la compañía SpaceX, lo que es todo un logro y que permite amortizar el gasto que supone la construcción. La unidad de la que hablamos es básicamente tres cohetes del modelo menos potente Falcon 9, pero la unidad central que se ha probado incluye hardware y software adicional que permite el control del resto –lo que más sencillo que se adapte a todo tipo de necesidades en lo que tiene que ver con la potencia-. El caso, es que sobre el papel el cohete permitirá mover en su viaje a Marte un máximo de 16.800 kilogramos.

Prueba de cohete SapceX

Vídeo de prueba de Falcon Heavy

En su perfil de Twitter es donde la propia compañía SpaceX ha publicado la prueba en la que el cohete central de Falcon Heavy. Por lo que se ha podido ver, especialmente por la estabilidad mostrada, todo parece indicar que esta vez sí se cumplirán los plazos y este mismo verano comenzarán las pruebas de vuelo, por lo que el poder llegar a la Luna en 2018 no es precisamente una quiera (Marte como destino queda para la década del 2020). Este es el vídeo:


La verdad es que los sueños de Elon Musk, en este caso de conseguir llevar al hombre a Marte y ofrecer viajes espaciales están cada vez más cerca de ser una realidad gracias a Falcon Heavy de SpaceX. Una vez allí, está por ver lo que se podrá hacer y si es posible establecer una base habitada, pero lo que es cierto es que la tecnología existente comienza a ser la necesaria para que las películas de ciencia-ficción dejen de ser algo que se ve imposible de conseguir en lo que tiene que ver con la conquista del espacio.

  • Alejandro Merino Recio

    El Falcon Heavy no irá a Marte, será otro cohete más grande, al que llaman “Big Fucking Rocket” o “Mars Vehicle”
    Un saludo