Parece que Apple está acelerando para mejorar uno de los productos que no han recibido actualización ninguna en los últimos años, nos referimos a los AirPods. Según se ha conocido, la compañía de Cupertino prepara novedades importantes en apartados como la toma de datos para las futuras generaciones de este accesorio.

Esto se ha conocido debido a una patente que Apple ha conseguido en la que se indica que los AirPods podrían incluir un diseño intercambiable y, además, integrar sensores para poder adquirir datos de la actividad física que realiza el usuario. En este último caso, la idea es que los auriculares sean capaces de conocer la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal dando uso a un elemento biométrico que se apoyaría en el tragus para realizar sus mediciones. Este sería un buen avance, que para algunos puede significar que no sea necesario dar uso al Apple Watch, pero no es completamente nuevo ya que algo parecido hacen los IconX de Samsung.

El nuevo rediseño de los AirPods no llegará hasta 2020

Evidentemente, para conseguir esto se necesita un rediseño de los AirPods, algo que en la misma patente queda claro que sucederá. Eso sí, todo apunta que ocurrirá no en la próxima generación de los auriculares que se presentaran el año que viene (donde se esperan mejoras como añadir cancelación de ruido), sino en la propia que llegar al mercado en 2020. La razón es que los cambios que se deben realizar son bastante importantes.

Diseño Airpods nueva patente

Los AirPods de Apple serán intercambiables

Para conseguir que cada uno de los dos elementos que existen en los AirPods tengan contacto con la zona de la oreja que permite adquirir datos, se tiene que realizar un cambio de diseño. Esto, además, se aprovechará por parte de Apple para mejorar la ergonomía. Así, aparte de conseguir lo necesario para dar uso las nuevas funcionalidades, se evitará algo que le ocurre a más de un usuario: el accesorio no se ajustan de forma adecuada (generando cierto dolor cuando se utilizan de forma continuada e, incluso, se pueden caer al suelo).

Adicionalmente, y según la fuente de la información, en Apple se busca que cada uno de los dos auriculares que conforman los AirPods sean intercambiables, por lo que no se habrá que preocuparse dónde se coloca cada uno de ellos. Gracias a los sensores integrados, el accesorio sabrá en qué oreja está colocado. Este sería un avance muy interesante ya que facilitaría mucho la vida a los usuarios. ¿Os parecen mejores interesantes la que tiene en mente Apple para sus AirPods?

AirCase, una funda que dota a los AirPods de carga inalámbrica QI