El sector de los sistema operativos está en un momento interesante, que no crítico. Esto lo decimos por las noticias que se van teniendo de Chrome OS, el desarrollo de Google para los Chromebooks. El caso, es que como más vale prevenir que curar, parece que Microsoft está ya trabajando en poner en juego un rival adecuado… que podría llamarse Windows 10 Cloud.

El caso es que la confirmación que todos los Chromebooks que lleguen a partir de 2017 serán compatibles con aplicaciones para Android, lo que abre una gran abanico de posibilidades para los portátiles con Chrome OS como hemos explicado en alguna ocasión en Topes de Gama. El caso, es que en Microsoft no van a dejar comerse el terreno en lo que se refiere a los sistema operativos (de dispositivos móviles, por ahora, mejor no hablar), y parece que ya tiene en cartera una versión de sus propio trabajo para competir de de tú a tú con los de Mountain View, el mencionado Windows 10 Cloud.

La información que indica que este trabajo estaría en fase de desarrollo, avanzado además, llega por una referencia en el kit para desarrolladores (concretamente la 15003) en la que aparece el nombre Windows 10 Cloud entre otros, por lo que hay base para pensar que el trabajo es una completa realidad. Además, también se ha podido conocer que hay una variante denominada N, que llegaría con ausencia de elementos multimedia, como por ejemplo el Media Player. El caso, es que todo apunta a que es completamente real la llegada de Windows 10 Cloud.

Windows 10 Cloud en kit de desarrollo

Base para Windows 10 Cloud

Pues parece que para crear la versión Windows 10 Cloud la compañía de Redmond utilizaría una forma de trabajar similar a la ofrecida en un viejo conocido: Windows RT, un desarrollo que en su momento se utilizó en la Surface RT. Así, por ejemplo, este sistema operativo sólo podría utilizar las aplicaciones que son publicadas en la tienda de Windows -las denominadas universales-. Así, se daría contrapartida a los que se ha conseguido con los Chromebooks. Una idea interesante, pero que está por ver que “cuaje” en el mercado ya que los precedente no son, precisamente, buenos. Todo lo contrario.

Dispositivo Microsoft Surface RT

Lo cierto es que el empuje de Chrome OS, poco a poco, está obligando a reaccionar a Microsoft, y es completamente lógico que se esté pensando en ofrecer una versión de sus sistema operativo que funcione de una forma similar y que pueda ser utilizado en equipos de prestaciones limitadas (y potencialmente baratos, siendo esto es clave). El caso es que para conseguir ser una opción con Windows 10 Cloud lo primero es conseguir una base de aplicaciones universales muy amplia, ya que este es el gran añadido que ofrece Play Store para los Chromebooks -y que puede hacer que se multiplique la cuota de mercado que tienen estos portátiles-.

Acer Chromebook N11 7

Si la llegada de Windows 10 Cloud es una realidad, ¿os aparece una buena opción frente a lo que ha anunciado Google? Al menos, el movimiento es lógico y tiene sentido, otra cosa es cómo se implemente todo por parte de la compañía de Redmond.