La última actualización de Windows 10 ha llegado cargada de problemas. Si bien es cierto que Microsoft ha ido solucionando los fallos detectados en Windows 10 April Update, muchos usuarios han decidido retrasar la actualización. Aunque parece que el gigante con sede en Redmond está forzando la llegada de la última actualización aunque los usuarios hayan desactivado esa opción.

Esta última actualización de Windows 10, con número de compilación 1803, se podía retrasar de forma manual para que nuestro ordenador de sobremesa o portátil con el sistema operativo de Microsoft no la recibiera, pero el gigante tecnológico parece estar empeñado en que recibamos nuestra ración de April Update, nos guste o no.

Estas son las novedades de la actualización de Windows 10 April Update

No es la primera vez que Microsoft fuerza una actualización de su sistema operativo pero teniendo en cuenta que W10 April Update ha llegado con algunos problemas de compatibilidad con algunos componentes, como SSD de Toshiba o Intel, estamos ante un gran problema.

Logotipo de Microsoft y windows 10

Microsoft no tiene motivos para forzar la actualización de Windows 10 April Update

Si bien es cierto que la última actualización llega con algún que otro parche de seguridad, no hay ninguna razón para que la firma americana nos obligue de esta manera a actualizar su sistema operativo.

Microsoft muestra más detalles de la próxima interfaz de Windows 10

Puede haber sido un error y que algunos usuarios hayan sido forzados a actualizar a Windows 10 April Update sin intención, pero teniendo en cuenta los precedentes de Microsoft, todo apunta a que la firma ha decidido que lo mejor es que actualicemos nuestros dispositivos  aunque no estemos conformes.

Logo de Windows 10

Lo peor no es cómo puede afectar esta actualización forzosa de Windows 10 a un particular. Sencillamente se quedará sin ordenador durante unas horas mientras se acuerda de los familiares más cercanos de Microsoft, pero para una empresa puede ser un problema bastante más serio que paralice las operaciones mientras se está actualizando. Por no hablar de si hay problemas de compatibilidad los técnicos van a sudar para solucionar con la mayor brevedad estos fallos.

Cómo cambiar iconos de aplicaciones en Windows 10 y Android

Por desgracia, lo único que os podemos recomendar es que, si todavía no habéis actualizado a  April Update os preparéis para ello. Incluso sería buena idea actualizar en algún momento en que podáis trastear con vuestro ordenador portátil o PC de sobremesa por si hay algún problema de compatibilidad con los componentes al actualizar a Windows 10.