Los trabajos que ser realizan para mejorar el funcionamiento de los navegadores basados en Chromium, como por ejemplo Google Chrome o el nuevo Edge de Microsoft, han conseguido algo que los usuarios esperan desde hace tiempo: que se reduzca la cantidad de RAM que consumen y que su uso sea más rápido.

Este es uno de los grande problemas que tienen los estas aplicaciones, ya que es conocido que el navegador Google Chrome, por poner un ejemplo, es un desarrollo que utiliza de forma excesiva la RAM y, además, tarda más de los esperado en iniciarse (en especial en equipos antiguos, donde la memoria no es la mayor posible y el disco de almacenamiento no es especialmente rápido). El caso, es que nuevos trabajos han dado con dos opciones para cambiar esto de una forma muy evidente.

Haz más atractivo Google Chrome: activa la nueva animación al cargar webs

Y, curiosamente, una delas claves para la mejora de Chromium (por lo que serán varios los navegadores que se aprovecharan del avance, como por ejemplo Opera), se debe a la llegada de Microsoft al desarrollo de este trabajo -que es de código abierto y en el que ahora la compañía de Redmond tiene a sus propios ingenieros trabajando para mejorar su funcionamiento-. Y, esto, es positivo ya que de los avances que se logran se aprovechan todos, incluidos los usuarios siempre que den uso a un software que de uso a Chromium.

Logo de Chrome

Dos mejoras sencilla de implementar y muy efectivas para Google Chrome

Para conseguir ahorrar RAM al dar uso a los navegadores que utilizan Chromium, lo que se ha encontrado por parte de un desarrollador de Microsoft es que un cambio en la formad de trabajar del prefetcher -que tiene parte de responsabilidad en la forma en la que se gestiona la memoria-. Esto mejora de forma sensible el consumo y, también, el trabajo de la CPU. Según algunas de las pruebas, esto puede suponer un ahorro del 10% en el trabajo de ambos componentes –evitando también compilaciones adicionales en el sistema operativo-.

En lo que tiene que ver con la velocidad, la mejora detectada se centra en el inicio de los navegadores como Google Chrome, que no es precisamente el más rápido de los que hay en el mercado. Los cambios que se tienen que realizar son variaciones en los parámetros en las lecturas previas de algunas bibliotecas (como por ejemplo chrome.dll y chrome_child.dll), lo que consigue que se reduzca por debajo del segundo el tiempo de carga. Por lo tanto, la mejora es muy evidente y esto es así tanto en equipos antiguos como actuales.

Se está en fase de prueba de ambas opciones para Chromium, y si todo va como parece en no mucho tiempo las novedades eran una realidad en Google Chrome. Por lo tanto, se avanzará en dos de los apartados donde es claro que el trabajo de Google es susceptible de mejora. Buenas noticias para muchos usuarios.

Todo bajo control en Google Chrome: elije que información se sincroniza