Las smartbands con resistencia al agua para nadar y bucear

Bien conocidas son las pulseras de actividad o smartbands, que se pusieron de moda con la llegada de la Mi Band de Xiaomi. Aunque su uso se ha generalizado con el paso del tiempo, su objetivo principal es, como su propio nombre indica, las actividades o deportes. Y entre ellos, una actividad específica para la que están destinadas es la de nadar o bucear, aunque no para todas es así. Pero claro, han de ser resistentes al agua. Por eso, a través de esta guía te vamos a ayudar a saber qué es lo importante, qué tipos de modelos hay depende de la actividad acuática que vayas a practicar.

Tanto si haces natación, como si la quieres para empezar a nadar en mar abierto o incluso para buceo, te vamos a guiar al completo, porque sí, aunque algunas smartbands tengan resistencia al agua, tienen una resistencia específica a ciertos metros de profundidad, lo que hará que empiecen a filtrar agua a partir de ciertos metros.

La oferta actual de smartbands es extremadamente amplia, con cada marca teniendo su propia línea de pulseras inteligentes de actividad. Aunque el abanico es importante, si las limitamos a las que tengan resistencia al agua y sean sumergibles, la cosa cambia exponencialmente.

Cuestiones a tener en cuenta

Aunque hablamos de un tema específico como es utilizar el dispositivo para actividades acuáticas, también hay que tener una serie de cuestiones en cuenta:

  • Resistencia al agua (IP). Naturalmente necesitaremos que sea resistente al agua, pero casi nada más. Ese será el único requisito a tener en cuenta a la hora de comprar una de estas smartbands. Ya incluso la mayoría de modelos cuentan con resistencia al agua, salpicaduras y sudor, pero no es lo mismo. Por eso, antes de seguir, hagamos una diferenciación bien clara entre los distintos tipos de resistencia de entrada de líquidos o polvo, o como se suele decir, resistencia IP:
    • IP66: es resistente a salpicaduras.
    • IP67: sumergible a un metro de profundidad durante media hora aproximadamente.
    • IP68: sumergible a más profundidad y durante mayor tiempo.
  • Resistencia a las atmósferas (ATM). Muy ligado a la resistencia al agua encontramos la resistencia a las atmósferas, también conocida como ATM. Con este parámetro se mide la presión o metros que puede aguantar la pulsera bajo el agua, y ya no directamente si es resistente al agua, sino sumergible. Como mínimo tendremos que optar a pulseras que cuenten con 5 ATM, que, en términos prácticos, significa que es capaz de sumergirse hasta 50 metros de profundidad. Si estás habituado a bucear, sabrás que 50 metros son más que suficientes y peligrosos para una persona experta en buceo, así que es más que suficiente en la mayoría de casos.
  • Modo natación. Entre todos los modos deportivos, hay algunas que incluyen 5, 10 o incluso hasta 90 modos distintos como es el caso de la de Samsung. Sea como sea, de entre todos ellos, solo nos interesará que cuente con un modo de natación, y eso englobará tanto natación in-door como en mar abierto. Al ser resistente al agua, vas a poder utilizarla para ir a la piscina, a la playa o en cualquier entorno en el que el agua pueda afectar al funcionamiento de este gadget. Y, por otro lado, has de tener en cuenta que es bastante interesante que las smartbands que escojas sean capaces de monitorizar que estás nadando.
  • Autonomía. Sí que es cierto que no te vas a pasar nadando varios días seguidos, por lo que no hace falta una autonomía ni batería demasiado prominentes. Sin embargo, no te vendrá de más tener autonomía para hacer deporte varios días seguidos. Lo mínimo aceptable para la mayoría de smartbands suele ser de unos 6 o 7 días, sin incluir el GPS. Una semana de uso está más que bien teniendo en cuenta que te hará el cronometraje y medición de todos los aspectos deportivos.
  • Pantalla. La pantalla juega un papel fundamental a la hora de nadar y bucear. Si no es suficientemente nítida tendrás problemas para visualizar los tiempos y marcas que estés haciendo. Por eso optaremos a pulseras que cuenten, como mínimo con 1 pulgada, aunque lo ideal es que vaya hasta las 2, y que sea de color. Algunos modelos del mercado son de color blanco y negro, lo que, en contraste con el agua, no nos permitirá identificar de forma nítida las marcas que hagamos.
  • GPS. No nos será de nada útil en actividades dentro de una piscina o buceo, ya que prácticamente no nos moveremos del lugar, pero sí para nadadores de largo recorrido. Si te interesa saber, además del tiempo, el recorrido hecho a lo largo de una costa o en varios kilómetros, fíjate en que el modelo cuente ya no con compatibilidad GPS, sino con un GPS propio, lo que hará que no tengas que llevar el móvil encima para que la pulsera se ubique a través de los satélites.

El límite de las smartbands para bucear

Una cosa has de tener en cuenta, y está estrechamente relacionado con el apartado del que hemos hablado anteriormente. Como bien hemos diferenciado, existen modelos con resistencia al agua (IP) y resistencia a las atmósferas (ATM), para la profundidad. Es habitual que la mayoría de modelos de las pulseras traigan resistencia IP, pero no resistencia ATM.

El límite físico de las smartbands son las 5 ATM, es decir, que en el mercado no encontramos ninguna de ellas que supere los 50 metros de profundidad. El salto serían las 10 o 20 ATM, pero ya tendríamos que buscar un smartwatch muy específico para superar tantas atmósferas.

Hablamos de smartwatches que superan los más de mil euros porque son específicamente diseñados para el buceo. Estos wearables que os proponemos en la lista os proporcionarán hasta 50 metros de profundidad en algunos de los casos, y como máximo. Sabiendo estas limitaciones, veamos los mejores modelos, primero con resistencia al agua, y luego con resistencia hasta 5 ATM.

Modelos para nadar

Empezamos esta selección con algunos modelos para nadar, que no bucear, y que tienen resistencia al agua pero no a las atmósferas.

Electric Giant

  • Resistencia al agua: Sí, IP67
  • Resistencia a las atmósferas: No
  • Autonomía: 7 días

Es una de las pulseras más baratas del mercado que nos servirán para nadar principalmente, aunque no para bucear. Cuenta con resistencia al agua IP67 que es lo que más nos interesa en esta ocasión. Es a prueba de agua, impermeable. Entre sus modos cuenta con el modo natación para monitorear al completo la actividad física tanto en piscinas como en mar abierto. También te servirá para monitorear tu sueño automáticamente.

Dwfit

Podrás seguir toda la actividad física a través de HR Fitness Tracker; recibirás todo tipo de notificaciones, calendario, SMS, así como llamadas. La pantalla es a todo color OLED para ver la intensidad más brillante que nunca. Su precio en Amazon ronda los 17 euros, aquí te dejamos su link de compra:

Garmin Vivosmart 4

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: No
  • Pulgadas: 0.9
  • Autonomía: 7 días

Si lleva el nombre Garmin, es que merece la pena. Cuenta con la certificación impermeable que tienen casi todos sus dispositivos, por lo que sí, te valdrá para nadar. Es uno de los primeros modelos de smartband en proporcionar mediciones de natación de lo más detalladas tanto en piscina como en mar abierto.

Garmin Vivofit

Una vez lo manipulas podrás seleccionar tu nivel de entrenamiento, podrás ver los intervalos de nado y longitudes tanto en mar como en piscina, duración de las brazadas y cantidad de metros que has completado.

Además de ser específica para nadar, tiene un diseño de lo más curioso y compacto ideal para cualquier muñeca. Las herramientas de control de actividad física y salud incluyen sensor de frecuencia cardiaca en la muñeca, monitor de estrés durante todo el día. La autonomía de la batería se adapta a tu ritmo y dura hasta 7 días.

Su precio en Amazon es de unos 89 euros.

Honor Band 5

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: No
  • Pulgadas: 0.95
  • Autonomía: 14 días

La Honor Band 5 es uno de los últimos modelos de la marca, pero a lo que vamos: con certificación IP68 impermeable. Aunque no tiene muchos modos deportivos, cuenta con el que nos interesa, natación. Trazará en tiempo real duración, la distancia, la velocidad y la carrera realizadas en todo tipo de aguas.

Honor Band 6

También tiene rastreador de la actividad: podómetro, distancia y calorías durante la actividad física. Podrás saber el nivel de saturación de la sangre y la frecuencia cardíaca durante el ejercicio, y todo por un precio de lo más comedido de unos 30 euros en Amazon. Además, la tienes disponible en varios colores:

Dwift

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: No
  • Pulgadas: 1.47
  • Autonomía: 7 días

Algo básico e ideal a buen precio, que, si tienes pensado regalar a un niño, vendrá más que bien, principalmente por su resistencia impermeable IP68 para el agua. Aun así, contará con todas las posibilidades ideales para el ejercicio acuático, con varios modos e incluso con pulsómetro y medición del sueño.Dwfit

Su precio es de unos 30 euros.

Smartbands para sumergirse y hacer buceo

Ahora pasamos a los modelos que, además de resistencia al agua, tienen resistencia a las atmósferas, hasta 5.

Samsung Galaxy Fit2

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: Sí, 5 ATM
  • Pulgadas: 1.1
  • Autonomía: 15 días

Un modelo comedido, pero algo superior al resto de smartbands es este que te permitirá incluso bucear. Sí, cuenta con resistencia al agua IP68, así como posibilidad de bucear hasta los 50 metros de profundidad ya que cuenta con la certificación de 5 ATM. Nos gusta especialmente su autonomía, ya que llegará fácilmente a los 15 días.

Cuenta con hasta 90 tipos de ejercicios, por lo que sí, además de natación, también tendremos uno destinado al buceo, así como natación en piscina, en mar abierto… Cada uno se adecúa a la actividad en concreto, con número de brazadas, tiempo, recorrido… Es de lo más completo a lo que podemos optar por 52 euros.

Huawei Band 6

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: Sí, 5 ATM
  • Pulgadas: 1.47
  • Autonomía: 14 días, 10 intenso

Es de lo más completo para buceo, porque, aunque cuente con las mismas certificaciones que el resto, como la IP68 y las 5 ATM, tiene una pantalla más que suficiente para poder visionar todo dentro del agua. De hecho, tiene nada más y nada menos que 1.47 pulgadas y su ratio de pantalla cuerpo es del 64%.

Band 6 de Huawei

Tendrás batería para hasta dos semanas, con 14 días y 10 días de uso intenso. Además de los sensores que incluye, también tiene modo natación y buceo, y su precio ronda los 40 euros.

Mi Smart Band 6

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: Sí, 5 ATM
  • Pulgadas: 1.56
  • Autonomía: 15 días

En nuestra selección no podía faltar la famosa smartband de Xiaomi, la precursora de este tipo de dispositivos electrónicos. Es una de las mejores opciones con las que nos podemos hacer en precio. Su pantalla es de lo mejor que hay, con 1.56 pulgadas a todo color, en cualquier condición, incluso bajo el agua. Cuenta con certificación IP68 y 5 ATM para bucear hasta 50 metros de profundidad.

Mi Smart Band 6

Tiene un modo de natación tanto en interior como en agua abierta, y es perfecto para compaginarlo tanto con la frecuencia cardíaca como con la medición de la saturación de oxígeno. Podemos encontrar la Mi Band por escasos 35 euros en Amazon:

Amazfit X

  • Resistencia al agua: Sí, IP68
  • Resistencia a las atmósferas: Sí, 5 ATM
  • Pulgadas: 2.07
  • Autonomía: 7 días

Todo lo que lleve el nombre Amazfit será de calidad y buena reputación. Este modelo te permitirá realizar todo tipo de actividades deportivas, incluidas las acuáticas, con resistencia al agua para practicar natación, aunque no esté certificada. Podrás disfrutar de todo el contenido con la pantalla curva y su diseño algo distinto.

Amazfit X

Tiene resistencia IP68 y hasta 5 atmósferas de profundidad del agua. Entre sus modos encontramos el de natación válida para todo tipo de aguas. Tiene un precio habitual de 300 euros.

La elección de Topes de Gama: mejores smartbands

La selección que te hemos propuesto es vastamente amplia, como has podido comprobar. Sin embargo, lanzarse a por un modelo u otro puede ser una cuestión un tanto controvertida y difícil. Por eso, te ofrecemos la recomendación de Topes de Gama.

En cuanto a los modelos que vayas a utilizar simplemente para nadar, te recomendamos la de Garmin. Con su modo específico para nadar tendremos algo de lo más completo cada vez que salgamos a la mar, mientras que, de las que sirvan para bucear, nos servirá con la Mi Band, uno de los modelos más longevos del mercado y con más precisión, y lo que más nos importa, 5 ATM.

¡Sé el primero en comentar!