Cargadores rápidos para tu smartphone: guía y modelos

El avance de la tecnología nos ha traído la carga rápida, de la cual hemos sido testigos en primera persona. Desde hace no muchos años, las grandes marcas de móviles empezaron a desarrollar esta tecnología que permite al usuario despreocuparse por el nivel de batería, permitiéndole tener al 100% en menos de una hora, y en el mejor de los casos, en menos de media. Pues bien, disponer un cargador rápido de buena calidad y útil se ha convertido en algo imprescindible; es la base de la carga rápida.

Algunas grandes marcas de móviles como Samsung, Xiaomi o Google han optado por no acompañar a sus nuevos teléfonos con cargadores, por lo que es una compra que el usuario tendrá que hacer aparte del terminal. La gran mayoría de dispositivos dispone ya de carga rápida, pero si no compramos el adecuado, de nada servirá esta función tan interesante y útil.

Esto nos lleva a otro problema: el desconocimiento. Cada fabricante dota a sus smartphones de una carga distinta, con un amperaje distinto para sacar su máximo provecho, lo que lleva al usuario con conocimientos básicos a desconocer qué es lo que tiene que comprar o cuál es el indicado para su teléfono móvil. Por eso, a través de este artículo te vamos a guiar en el proceso de compra, información y cuáles son los que más te convienen para aprovechar esta función al 100%.

Qué es la carga rápida y tipos

Lo primero de todo es discernir qué es la carga rápida. En la actualidad, y esto es algo que contrasta con momentos anteriores, existe una estándar que se ha convertido en prácticamente universal. Este es el denominado Quick Charge, y la inmensa mayoría de los dispositivos es la tecnología que utilizan (siempre acompañando a un procesador de Qualcomm). Si es de MediaTek el procesador utilizado, las cosas cambian y lo que hay que ver es si da uso a Pump Express. Pero lo cierto, es que actualmente la primera opción es el sinónimo de acierto.

La carga rápida nos permite, simple y llanamente, cargar la batería de nuestro terminal de una forma mucho más rápida y veloz que con uno estándar. ¿Qué es lo que hace que se recargue tan rápido? Los watios, que son la potencia, de tal forma que, junto con la intensidad y el voltaje del cargador, se incrementan los valores y por ende, la energía que llegará, haciendo el proceso en mucho menos tiempo. En general, toda carga rápida es aquella que supera los 18W (9V-2A).

Cargador RAMPOW

Sin embargo, para ello, la batería tiene que estar preparada y no vale cualquiera. Cada una de ellas tiene una especificación del fabricante, que es en la que nos deberemos fijar para elegir uno adecuado de acuerdo con los valores que os hemos comentado: watios, intensidad y voltaje. El resultado de utilizar uno de estos dispositivos incorrecto será la muerte de la misma a corto-medio plazo y de forma progresiva.

Como cada marca tiene procesadores distintos, veamos algunos de los distintos tipos que existen en el mercado:

  • Quick Charge de Qualcomm. Destinado a los móviles que cuenten con procesador Snapdragon, que, en la actualidad, es la gran mayoría de los dispositivos. Sin embargo, ya no se utiliza tanto, ya que cada marca ha sacado su propio cargador rápido. En 2020 llegó la versión 5.0, que decía adiós a los calentamientos, con capacidades de hasta 100W y una recarga del 50% en 5 minutos.
  • MediaTek Pump Express 4.0. Es la carga propia de los móviles con procesadores MediaTek que no están tan repartidos en el mercado como el Quick Charge de Qualcomm, que es el estándar.
  • Super Charge Turbo (Xiaomi). Xiaomi tiene su propia carga rápida, que llega hasta los imponentes 120W para cargar el móvil. El estándar en los Xiaomi, sin embargo, son los 55W para carga con cable.
  • Motorola Turbo Power. Solo para los móviles más altos de gama de la marca, y que sean compatibles con Quick Charge 2.0. Es lo mismo que la Quick Charge pero bajo su nombre.
  • Super VOOC. Si tienes un OPPO, alguna vez habrás escuchado la Super VOOC. Una de las mejores en los últimos tiempos, capaz de cargar al 100% en tan solo 25 minutos, con una potencia de 50W. Esta carga aumenta el amperaje y no el voltaje.
  • Super Fast Charging (Samsung). A Samsung no le interesa tanto la potencia ni la rapidez, sino la calidad. Por ello utilizan un cargador compatible con los genéricos, ofreciendo simplemente 45W en la última versión del S22, que subió desde los 25W. Las diferencias respecto a los móviles chinos se notan: tras 30 minutos, carga el 60% aproximadamente.
  • SuperCharge (Huawei). Huawei y Honor, que son los móviles que utilizan este sistema, no aumentan el voltaje, sino el amperaje a través de la corriente para hacer la carga más rápida. El habitual en ellos es de 66W (11V-5A), que en 48 minutos, carga al 100%.
  • Apple. Algo similar sucede con Apple y Samsung, que no busca la potencia, sino la calidad. Aunque ya cuentan con 20W, permite tener el 50% en 30 minutos.
  • USB Power Delivery (USB-PD). Es el mismo USB que utilizan todos los móviles con conectores micro USB y tipo C.

Cómo sé la carga rápida de mi móvil y cuál elegir

Antes de pasar a la selección, otro apartado imprescindible es el de saber si tu móvil cuenta con opción a carga rápido o no. ¿Cómo lo sabremos? Muy sencillo, hay que leer las especificaciones de tu terminal, bien en la caja o bien poniendo el nombre de tu modelo en Google. En cualquier página oficial del producto te saldrá esta información.

En cualquier caso, si tenemos un Android simplemente tenemos que dirigirnos a nuestro menú de ajustes, acerca de la batería y batería. Ahí veremos el tipo de información que necesitamos.

Si tienes el cargador del móvil a mano, dale la vuelta, y en la parte trasera, con letras pequeñas, vendrá un apartado que dice «Output«. Si los números que vienen son iguales o superiores a 9V≅2.0A (9 voltios ≅ 2 amperios), entonces tiene carga rápida. Y es que a partir de 18W se considera carga rápida.

Aspectos a tener en cuenta

  • Compatibilidad. La cuestión número uno a tener en cuenta. Si compramos un modelo que no sea compatible con nuestro terminal, acabará quemando y desgastando la batería progresivamente. Aunque nuestro terminal sea de una marca, puede que no sea compatible con la carga rápida. Igual es un OPPO que tiene otro chip Snapdragon y no puedes utilizar Quick Charge.
  • Potencia. En lo referente a la potencia entregada, lo ideal es que como mínimo se ofrezcan 18 W (que, en algunos casos se comparten entre los puertos USB disponibles). Evidentemente si se llega a los treinta y seis, mejor que mejor ya que los cargadores rápidos actuales se auto modulan para ajustar su rendimiento a lo que necesita el smartphone o tablet. El caso, es que menos que la primera cifra es actualmente un error.
  • Puerto de entrada. No es mala idea que en el elegido se combinen puertos USB tipo A y Tipo C. esto no es vital, ya que con el cable que se incluye en los smartphones habitualmente se cubre perfectamente el uso. Pero, lo cierto, es que una mayor cantidad de tipo de conexión siempre es una buena solución… incluso pensando en el futuro. Por cierto, más de tres tomas no es muy aconsejable, ya que los modelos que las ofrecen suelen tener algunos problemas de temperatura.
  • Construcción. Esto puede parecer algo a determinación del usuario, pero es importante que disipe el calor adecuadamente, por ello tampoco vayas a comprar el más bonito, sino el más compacto y a ser posible con dos tomas para que disipe bien.
  • Protección. Evidentemente es siempre positivo que se incluyan tecnologías de protección frente a malos funcionamiento, como por ejemplo las subidas de tensión. Esto es algo que se debe revisar y no dejarlo pasar por alto. Un detalle importante para sacarle todo el partido es que se debe tener un cable USB de calidad, ya que en muchos casos los malos funcionamiento se deben a este accesorio, que no soporta una tensión tan alta como es capaz de suministrar el dispositivo.
  • 2A/9V mínimo. Fíjate en que tenga una numeración igual o superior a 2A/9V, que equivale a 18W, que es lo que consideramos el mínimo de carga rápida.

Cargadores con menos de 35W

Ha llegado el momento de elegir. Si después de verificar que tu móvil tiene compatibilidad con carga rápida te has cerciorado, ahora te enseñamos algunos de los modelos que merecen la pena pero con una carga limitada a menos de 35W. ¡Ya te hemos contado cómo comprobarlo!

Minioky Double Quick Charge 30W

Una de las cosas que llamen la atención de este modelo es que los dos puertos USB que integra son compatible con tecnología Quick Charge 3.0, por lo que no se limita a uno (lo que es habitual en este tipo de dispositivos). Con un diseño alargado algo diferente, su potencia en total es de 30 W, por lo que da servicio competo incluso a los modelos más avanzados del mercado. Por cierto, ofrece varias tecnologías de protección, como la propia para prevenir altas temperaturas.

Minioky cargador

Yosuo 33W

Con 4 puertos distintos, incluye el estándar Quick Charge (QC 3.0) para todos los dispositivos con carga rápida habilitada (excepto Apple). Permite cargar a la vez hasta cuatro móviles sin que se recaliente. La salida principal es de 100-240V, con carga rápida a 33W, compatible con el terminal que tenga un puerto USB-A. Además, tiene carga segura con estándares de voltaje y protección en caso de sobrecalentamiento.

Yosuo 33W

Joomfeen Quick Charge 3.0 30W

Similar al modelo anterior, este cargador nos da 30w de carga rápida compatible con Apple y la mayoría de Android al incluir el estándar Quick Charge 3.0. Tiene cuatro puertos para reponer simultáneamente. Cuenta con protección al sobrevoltaje, sobretensión, sobrecarga y cortocircuitos. Y en Amazon atesora ya más de 7000 valoraciones, la gran mayoría positivas. Lo bueno es también su precio, por 15 euros aproximadamente.

Cargador Jomfeen

Cargadores con más de 35W

Samsung PD 45W

Este es un cargador sencillo, pero que no está exento de calidad y, lo que es más importante, su fiabilidad es excelente. Debido a sus reducidas dimensiones es de las opciones ideales para cuando se sale de viaje. La conectividad que ofrece es un puerto USB tipo C y la potencia 45 W. Importante el siguiente detalle, y es que, aunque sea para Samsung, es válido para cualquier tipo de móvil con carga rápida a 45W.

Samsung PD 45W

Cargador Baseus 65W

Esta capacidad es de las más altoa que podemos encontrar en cualquier dispositivo de este tipo. Ofrece Quick Charge 3.0 de 65W, con un enchufe tipo C y otros dos tipo A, compatible ya no solo para móviles Android o iPhone sino también para portátiles y tablets (incluida el iPad). El tipo C1 carga hasta 65W, el tipo C2 hasta 30W y el tipo USB-A hasta 30W, lo que es un abanico bastante amplio de posibilidades. Y todo por un rebajado precio de unos 30 euros aproximadamente.

Baseus 65W

Cargador Baseus 100W

Su curioso diseño alargado y compacto esconde un modelo que ofrece opciones interesantes, como por ejemplo que dispone de cuatro puertos USB, dos de ellos tipo C. Con una potencia de 10WW cumple a la perfección y la verdad es que resulta bastante cómodo a la hora de llevarlo en la mochila. Es uno de los más potentes del mercado, compatible con los últimos dispositivos de carga a más de 100W. Su precio habitual es de unos 60 euros, algo superior a la mayoría, pero tiene sentido por su alto amperaje. Funciona a 20V-5A.

Cargador 100W Baseus

Cargadores rápidos para coche

Los cargadores para coche con carga rápida son dispositivos que se conectan directamente al mechero de nuestro vehículo, por lo que la compatibilidad es amplísima en la mayoría de modelos que tenemos en el mercado. Además, su uso es muy sencillo ya que simplemente tienes que conectarlo en el puerto correspondiente, el cual, en la mayoría de los casos universal, suele ser compatible con todo tipos de cables.

Ainope 36W

Cuenta con doble puerto Quick Charge 3.0 de carga rápida capaces de ofrecer hasta 36W. En números, nos permite cargar del 0 al 55% en tan solo 35 minutos. Es ultra compacto para enchufar en el mechero del coche y a pesar de conectar los dos a la vez, no perderá en ningún momento potencia. También es compatible con carga de 30W y 17W, ideal para cualquier teléfono sea cual sea la marca.

Ainope coche

INIU 66W

Para acabar esta selección, otro de carga rápido pero aún más potente: 66W a 6A. Tiene dos puertos, uno para USB tipo C y otro para tipo A, el normal. El tipo A es un cargador normal, estándar, mientras que el otro es Quick Charge 3.0 con 66W capaz de cargar el móvil en más del 60% en solo 30 minutos, lo cual es de apreciar.

Cargador INUI coche

Los puertos USB C PD de 36W y QC de 30W permiten cargar todos los iPhones y Androids a velocidad completa, en parte gracias a la tecnología SmartSplit que también permite conectar 2 móviles a la vez.

Nuestra recomendación

Ya sabes que en Topes de Gama nos gusta hacerte las mejores recomendaciones. Así que, para nosotros, uno intermedio, con buena relación calidad precio es el de Samsung a 45W, una potencia que, no siendo la más rápida, como hemos podido comprobar a lo largo del artículo, es suficiente para suplir a un móvil, y con la fiabilidad de Samsung. Si nos preguntas por uno de coche, el de Ainope, al tener dos puertos Quick Charge 3.0, en deferencia del de Iniu.

¡Sé el primero en comentar!