El truco para solucionar el problema de que el reloj no se conecte con el GPS

El truco para solucionar el problema de que el reloj no se conecte con el GPS

Fran Castañeda

Los smartwatches se han convertido en el accesorio ideal para los amantes del deporte. Están especialmente concebidos para convertirse en nuestro entrenador de muñeca para conseguir ayudarnos a conseguir nuestros objetivos. Una de sus características claves, es la inclusión en el reloj de un sensor GPS en los modelos más avanzados. Sin embargo, es posible que en alguna ocasión tengamos problemas de conexión.

La inclusión de un sensor GPS en el reloj resulta de una gran utilidad, pues no permite posicionarnos correctamente, hacer un seguimiento de la ruta que hagamos al aire libre y una ejecución de estadísticas mucho más precisas. Sin embargo, este no es perfecto y en alguna ocasión podemos encontrarnos con problemas de conexión que impidan correctamente su uso. Por ello hoy vamos a ver cuáles son los motivos y cómo poder solucionarlo.

Cómo funciona el GPS del reloj y por qué se desconecta

En el mercado encontramos relojes de diferentes marcas tan populares como Garmin, Amazfit o Samsung, entre otras. Todas ellas, en sus modelos avanzados incorporan un sensor GPS. Este chip se encarga establecer una conexión entre el smartwatch y los satélites de localización, para que el reloj pueda recibir señales y calcular la distancia a la que se encuentran los satélites. Posteriormente con dicha información, averigua la ubicación exacta en el suelo y localizar en tiempo real dónde nos encontramos. Es especialmente útil a la hora de hacer recorridos al aire libre por el campo o la montaña y saber dónde estamos.

reloj GPS

No obstante, a la hora de llevar a cabo la conexión entre el chip GPS y los satélites pueden surgir impedimentos para que enlace entre ambos pueda llevarse a cabo con normalidad. Por ejemplo, una zona con edificios de gran tamaño, árboles o incluso las propias nubes y las tormentas. Dado que la antena GPS de un reloj no suele ser muy potente, es posible que no sea difícil que la señal se obstruya. Además, los modos de bajo consumo o ahorro de batería también se encargan de desactivar este chip para un mayor ahorro de batería.

Pasos para poder solucionarlo

A continuación, vamos a repasar algunos consejos que podemos llevar a cabo en caso de que tengamos cualquier problema de funcionamiento con el GPS. Estos son sencillos y fáciles de llevar a cabo, por todo tipo de usuarios.

  • Reiniciar el reloj: lo primero que debemos hacer ante una situación así en caso de que estemos en el interior de un edificio, es salir al exterior, pues es probable que las paredes y techos impidan la conexión. Si en el interior tampoco tienes señal, prueba a reiniciar el reloj y ejecuta una aplicación de mapas para comprobar que vuelva a la normalidad.
  • El GPS está desactivado: es posible que no tengamos el GPS activado. Esto puede pasar bien porque el uso de ciertas aplicaciones lo desactiven o bien porque la batería esté a punto de agotarse. En este caso se desactiva automáticamente para ahorrar energía. Si es el caso carga la batería y prueba de nuevo. También mira en el menú del reloj si tiene el GPS desactivado, y en ese caso vuelve a activarlo y comprueba que funcione.
  • Actualiza el sistema operativo y la aplicación: puede que el error del GPS sea un problema de software. Por lo tanto, es recomendable buscar e instalar posibles actualizaciones que tengamos pendiente tanto del sistema operativo del reloj como de la propia aplicación que usamos en el smartphone.
  • Evita las correas de metal: el sensor GPS de los relojes es un componente finamente equilibrado, de manera que colocarlo el metal cerca del sensor puede interferir negativamente en la señal del GPS. Por ello, si usamos una correa de metal es conveniente cambiarla y optar por otro modelo y comprobar si de esta forma mejora la señal.
  • Acude al servicio técnico: en caso de que nada de lo anterior haya funcionado y el GPS siga sin funcionar, es recomendable que hagas uso de la garantía en caso de que se encuentre vigente. En caso contrario, puedes optar por llevarlo a un servicio técnico para que se encarguen de su reparación.
¡Sé el primero en comentar!