Es un hecho evidente que la Xiaomi Mi Band 4 está siendo un éxito en el mercado. Este wearable del fabricante asiático, es la mejor opción en cuenta a la hora de buscar una pulsera de actividad barata. Y es que, en términos de relación calidad precio, no tiene rival. Sí, hay que decir que no es oro todo lo que reluce, ya que hay algunos apartados que nos han chirriado. ¿Lo solucionarán con la Xiaomi Mi Band 5?

Eso, de momento no lo podemos saber, pero sí que podemos decir en qué apartados debería mejorar la Xiaomi Mi Band 5 para repetir el éxito de su predecesora. Por ejemplo, la pantalla AMOLED de 0.95 pulgadas de la Mi Band 4 nos ha parecido más que suficiente, pero sí que hay algunos apartados a mejorar para convertir a esta pulsera inteligente en otro éxito arrollador.

Xiaomi Mi Band 4

Mi Fit y nuevas funcionalidades: las grandes mejoras que debería tener la Xiaomi Mi Band 5

Uno de los grandes puntos flojos de la Xiaomi Mi Band 4, y modelos anteriores, tiene que ver con la aplicación necesaria para sacarle el máximo partido. Sí, Mi Fit es una gran app, cargada de opciones y funcionalidades. Pero también es cierto que peca en algunos aspectos. Para empezar, su gestor de notificaciones es nefasto. Este problema, lo podemos solucionar a través de aplicaciones externas, pero debería poder ajustarse un mayor número de parámetros, como el tamaño de los caracteres cuando recibimos una notificación.

Oto punto flojo tiene que ver con la personalización. Puedes instalar todo tipo de skins a tu Xiaomi Mi Band 4, pero siempre a través de herramientas externas. ¿Por qué no implementan de una vez esta funcionalidad de forma nativa? Por no hablar del GPS. Vale, es lógico que una pulsera inteligente que no supera los 35 euros no llegue con GPS integrado. Pero, podemos comprar una aplicación que nos permite vincular la pulsera con Google Maps para ir recibiendo las instrucciones necesarias en la pantalla. Y esta funcionalidad, haría que la Xiaomi Mi Band 5 ganase unos cuantos puntos.

Y qué decir de su sistema de monitorización de sueño. Es tan simple que no puedes indicar de forma individual que te vas a dormir. Además, si te despiertas a media noche y vas al baño, posiblemente la pulsera considere que ya te has quedado despierto. Y no, no es capaz de detectar si te echas una siesta de 30 minutos. Una mejora en este apartado de Mi Fit sería de agradecer.

Por lo demás, tenemos una pulsera realmente completa, aunque hay un par de detalles técnicos que nos gustaría ver en la Xiaomi Mi Band 5. Entendemos que en un producto de este precio, sea imposible integrar un ECG. Pero, aunque la pulsera no sea capaz de hacernos un electrocardiograma, sí que debería poder medir el oxígeno en sangre. Su gran rival, la Honor Band 5, cuesta lo mismo y cuenta con esta capacidad, por lo que esperamos que el fabricante implemente esta función en la sucesora de la Xiaomi Mi Band 4.

Estos son los mejores gadgets y periféricos que hemos probado en Topes de Gama