Las Google Glass han tenido una trayectoria un tanto confusa en los últimos años, La hemos visto a punto de llegar a las tiendas en el pasado justo antes de que se retiraran, para haber llegado por fin a España con la Enterprise Edition. Ahora hemos conocido que estas Google Glass en iOS seguirán siendo compatible gracias a una actualización.

Precisamente el pasado mes de julio conocíamos que las Google Glass llegaban  definitivamente al mercado español como las Google Glass Enterprise, una nueva edición de las gafas orientadas al uso profesional.

Google Glass en iOS, seguirán siendo compatibles

En esta ocasión nos referimos a las versiones originales de las Google Glass, las Explorer Edition que junto a las My Glass companion  han recibido la primera actualización de software en nada menos que tres años. Cuando muchos ya pensaban que no verían una versión de 64 bits para iOS del software de las gafas, precisamente ahora Google ha lanzado una nueva actualización, la primera desde 2014, que trae soporte a la aplicación para que sea compatible con el nuevo iOS 11 que funciona en 64 bits.

Google Glass Enterprise en España

La última versión de este software, se había liberado en el mes de agosto de 2014, y mientras que el changelog de la nueva versión, que es la versión 0.8.7   sólo habla de mejoras y resolución de problemas, aunque por lo que se ha podido conocer, los foros especializados en las gafas de Google aseguran que la verdadera razón de esta actualización es la de ser compatible con los 64 bits que ha estrenado iOS 11. De no actualizarse habría sido incompatible la app con iOS y las gafas habrían dejado de funcionar con los dispositivos iOS.

Google Glass Enterprise en España

Todo lo contrario de la versión para Android de la app, que recibe muchas más novedades y que delata dónde está el compromiso para los de Mountain View, como es lógico, con su sistema operativo. En esta última versión para Android ofrece novedades como la sincronización de notificaciones que pueden ser enviadas de forma simultánea tanto a las Google Glass como a Android Wear. Unas Google Glass que finalmente no se han convertido en un dispositivo de masas, al alcance del gran público, sino que finalmente será el ámbito profesional el que se beneficie de ellas. Veremos si en el futuro Google opta por lanzar alguna versión más orientada al cliente final.