La compañía Fitbit acaba de anunciar de oficialmente cuatro nuevos accesorios wearables con el objetivo de mejorar su posición en este mercado. Son modelos económicos, que se pueden considerar de entrada, y llegan liderados por el reloj inteligente Fitbit Versa Lite.

Lo cierto es que no le va nada mal a esta compañía en el mercado de los accesorios wearables, en especial desde el lanzamiento del modelo Versa, ya que con él ha conseguido aumentar sus ingresos con cifras de tres dígitos (algo que no es muy habitual en este segmento). El caso, es que con el objetivo de afianzar su posición la firma ha puesto en el mercado nuevos modelos que buscan ser una opción para los que no desean gastarse mucho en un nuevo wearable. Los nombres de todos los modelos son los siguientes: Fitbit Versa Lite Lite, Inspire; Inspire HR y Ace 2. Contamos lo que ofrece cada uno de ellos.

Soluciona los problemas de sincronización de los accesorios Fitbit con Android Pie

Fitbit Versa Lite Lite

Este modelo llega con un diseño similar al que ofrece el Versa anterior, como por ejemplo en lo que tiene que ver con su pantalla. Eso sí, no ofrece opciones como por ejemplo NFC para hacer pagos móviles; no integra conectividad WiFi; y, además, no da soporte al reconocer prácticas deportivas en la piscina o la subida de pisos ya que no tiene altímetro (pero sí que aguanta hasta 50 metros sumergido). El nuevo Fitbit Versa Lite llega en colores muy llamativos, como el morado o el rojo.

Este nuevo modelo no permite reproducción de música, por lo que no integra botones de gestión del volumen y su autonomía alcanza los cuatro días de uso habitual según el fabricante. Es compatible con las correas del Versa original y el precio se sitúa en 160 dólares (unos 142 euros al cambio) este mismo mes.

Fitbit Inspire e Inspire HR

Esta es una pulsera inteligente que mantiene la tendencia de Fitbit Versa Lite, por lo que busca ser una opción económica para los que buscan una pulsera inteligente. Ambos modelos ofrecen algunas características comunes, como por ejemplo el integrar pantallas táctiles y el realizar un seguimiento completo de la actividad física. Además, la autonomía que ofrecen es de hasta cinco días.

El modelo Inspire se puede quitar de la correa y colocarlo en un clip, una opción que es útil para momentos en los que no se desea llevar en la muñeca. Esto no está presente en Inspire HR, pero por el contrario añade opciones como monitoreo del sueño, medición de frecuencia cardíaca durante las 24 horas del día y, además, integra GPS. Disponibles este mismo mes, el precio del primero de los modelos indicados es de 70 dólares, mientras que el segundo llega a los cien (al cambio hablamos de 61 y 89 euros, respectivamente).

Fitbit Ace 2

Se mantiene la idea de ser un accesorio wearable para niños, pero añadiendo nuevas posibilidades y sin que se debe de reconocer las actividades que se hacen. Esta nueva versión llega con soporte para nadar con ella y aumenta su protección frente a los impactos. Permite el uso de diferentes interfaces de pantalla, de una forma parecida a Fitbit Versa Lite, y llega al mercado este mes en diferentes colores y con un precio de 70 dólares (unos 61 euros).

Pulsera Fitbit Ace 2

Los mejores accesorios wearables de sonido que hemos probado en Topes de Gama