Las diferentes divisiones de hardware de Google no están funcionando como la compañía esperaba. Pese que la línea de teléfonos Pixel ofrece un gran rendimiento, al fabricante no le salen las cuentas. Y parece que la tablet de Google y su ordenador portátil tienen los días contados.

Según diferentes medios, Google está redistribuyendo a los empleados que estaban destinados a la división de portátiles y tablets a otras áreas dentro de Google y Alphabet. En principio, este movimiento se debe a “recortes en la hoja de ruta”, que afecta a docenas de empleados que dejan su línea de trabajo actual, relacionada con la tablet de Google Pixel Slate y el ordenador portátil Pixelbook.

El nuevo Pixelbook de Google, ¿nuevo rival del Macbook o el iPad Pro?

Ya, durante la pasada presentación de los últimos Pixel 3 y Pixel 3 XL, el fabricante decepcionó al no mostrar a la nueva generación de su ordenador Pixebook . ¿Las razones? Pues que a la firma no le salen las cuentas.

Tablet de Google

¿Porqué dejará de fabricar tablets Google, además de su ordenador con Chrome OS?

Sí, hemos escuchado muchos rumores sobre el Pixelbook 2, y posiblemente vea la luz en un futuro, pero podría ser el único dispositivo de este tipo que presentase la firma. Y respecto a la tablet de Google, Pixel Slate tendría los días contados. Y razones no le faltan.

Aunque todos los teléfonos Pixel que ha ido presentando el fabricante con sede en Mountain View han sido dispositivos bastante competitivos, los fallos y errores de software han lastrado notablemente la experiencia.

Tan solo hay que realizar una búsqueda rápida para ver que los problemas del Pixel 3 han sido frecuentes. Ya la primera versión de la familia Pixel tuvo grandes problemas de abastecimiento, con cientos de usuarios quejándose porque las unidades siempre aparecían agotada, y las siguientes generaciones no han parado de generar dolores de cabeza a la firma americana. Aún así, el gigante de Internet seguirá apostando por su división de móviles. Pero las tablets y los ordenadores portátiles Made by Google tienen los días contados.

Para empezar, tras el boom inicial, este tipo de dispositivos ha caído en desuso, algo bastante lógico teniendo en cuenta la evolución de los smartphones ,con pantallas cada vez más grandes y que hacen que utilizar un gadget de este tipo sea cada vez menos necesario.

Además, el mercado de las tabletas está claramente dominado por tres grandes fabricantes: Apple y su línea iPad, Samsung y su gama Galaxy Tab y Huawei con sus MediaPad. Hablamos de la gama alta y gama media, donde estas tres firmas se llevan la palma en cuanto a ventas se refiere. ¿A cuántas personas conoces con un dispositivo de estas tres firmas? ¿Y cuántos amigos tienes que hayan comprado una tablet de Google? Ahí está la primera respuesta al porqué la compañía dejará de apostar por lanzar este tipo de hardware.

Pixelbook 2

Y en el mercado de los ordenadores portátiles y convertibles, estamos en una situación muy semejante. Hay un gran número de firmas que ofrecen dispositivos Chromebook realmente potentes y a precios competitivos. Con soluciones tan completas como el Chromebook Plus V2 de Samsung, ¿quién va a comprarse el Pixel Slate, más si tenemos en cuenta que solo está disponible a través de la web del fabricante?

Es una pena ya que, cuanta más competencia haya, más beneficiado saldrá el consumidor. La guerra de precioso el luchar por ofrecer dispositivos cada vez más competitivos hacen que las grandes marcas no paren de innovar para que sus soluciones marquen la diferencia respecto a sus rivales.

Pero hay una cosa que está clara: el gigante americano no tiene la experiencia necesaria en este sector, ni las infraestructuras suficientes, para que su tablet de Google o su ordenador portátil llegue a ser una verdadera opción a tener en cuenta.