Las pantallas flexibles van a ser esenciales en el futuro de Samsung. Y no sólo por el lanzamiento de smartphones que las utilicen, que también, sino debido a que incluso las Smart TV van a beneficiarse de este tipo de paneles en un futuro que no está muy lejos de llegar.

Loa avances que se van a disfrutar gracias a este tipo de pantallas serán de lo más interesantes e, incluso, pueden dar un vuelco a la forma en la que se entiende la tecnología en la actualidad. Y, por ello, es lógico pensar que la compañía coreana tiene la atención de llevar los paneles flexibles a todos los segmentos del mercado donde puedan ofrecer una mejora. Y, evidentemente, los televisores son un claro ejemplo de esto. El caso, es que todo apunta a que las Smart TV modulares de Samsung serán una de las grandes beneficiadas.

¿No ves YouTube en tu viejo Smart TV de Samsung? Te mostramos la solución

Así, en estos modelos lo que se tiene la intención de ofrecer es la opción de ensamblar diferentes paneles para ofrecer una superficie de visualización muy grande. Y, gracias a los paneles flexibles, se conseguirá un efecto de completa continuidad -al contrario de lo que ocurriría con pantallas planas estándar-. De esta forma, se obtendrán diseños que sean capaces de salvar esquinas y crear ángulos muy pronunciados. Y, todo esto, con un acabado que ofrecería una excelente experiencia visual para los usuarios. Vamos, que el futuro de las películas se hará realidad.

Imagen Smart TV Samsung

Cómo se utilizarán los paneles modulares de Samsung

Pues se daría uso conectores electromagnéticos con forma rectangular pero con acabado en pequeños dientes de sierra para favorecer que se encajen los paneles, lo que permitiría ir sumando paneles para conseguir una “tela de araña” modular que daría como resultado una Smart TV que tendría las dimensiones y forma que el usuario necesite. Y, al ser elementos flexibles, las formas obtenidas podrían ser configurables, ya que el articulado sería posible.

La tecnología de los paneles todo apunta a que será Micro LED, que no es nueva para Samsung pero sí que permite todo lo necesario para que se pueden conseguir los paneles modulares de los que hablamos (como por ejemplo las grandes dimensiones de estos y, también, permiten una gestión de calor avanzada). Pero hay algo que posibilitan y que es esencial: el grosor de las pantallas será muy reducido, lo que posibilitará que elementos como la fuente alimentación o el procesador estén en un módulo externo. El caso, es que hablamos de una solución realmente interesante y que puede significar en el mercado de las Smart TV un salto cualitativo que resulte un punto de inflexión en el mercado. Está claro que la gama de Smart TV The Wall de la compañía coreana solo ha sido el comienzo de una revolución.

Las mejores Smart TV que hemos probado en Topes de Gama