Está claro que el mercado de las Smart TV se ha convertido en uno de los objetivos de la compañía que fabrican smartphones, para de esta forma crear un ecosistema que sea completo y, además, no pierden el paso frente lo que hacen otras compañías. Un ejemplo de lo que decimos es Realme, un fabricante que según se ha conocido no tardará en lanzar su primer televisor al mercado.

La firma asiática no para de dar pasos para competir con otras compañías que se colocan en su mismo segmento del mercado, el de ofrecer dispositivos económicos pero que son de buena calidad. Un ejemplo de las que decimos son Honor y, como no, Xiaomi. Y lo cierto, es que tiene bastante sentido que viendo los buenos resultados que consigue la última firma que hemos comentado, el resto no tarde mucho en seguir sus pasos con la intención de comerse su parte del pastel… Pero, para ello, hay que hacer las cosas bien, y en este caso Realme demuestra que no falla si se revisan los smartphones que ofrece actualmente.

Uno de los datos que se han conocido respecto a la llegada de la compañía al mercado de las Smart TV es que esto ocurrirá antes de lo que se puede pensar (ya que hasta la fecha no se tenía mucha información al respecto). Según la fuente de la información será antes que finalice este mismo año cuando el primero modelo de la compañía asiática vea la luz -primero en India, por cierto-. En lo que tiene que ver con la pantalla, todo hace pensar que las dimensiones de esta no serán muy grandes, con un máximo de 45 pulgadas, y se utilizará tecnología IPS para que el coste del televisor sea lo más ajustado posible.

Logotipo de la compañía Realme

Sin grandes novedades en el sistema operativo de la Smart TV de Realme

Aunque los smartphones de la compañía de la que hablamos incluyen ColorOS (un fork que trabaja por encima de Android), no parece que la idea de la compañía sea llevar este trabajo a su primer Smart TV -de esta forma, también se gasta menos en desarrollo- De esta forma, lo normal es que la firma se decante por dar uso a un trabajo ya estable y que se ha convertido en uno de los más avanzados que existen: Android TV. Y, además, lo hará sin modificaciones extrañas como ocurre con los modelos de Xiaomi y, por lo tanto, la dependencia será total de Google. Una buena decisión, a nuestro juicio.

Smart TV Xiaomi

Evidentemente nos e tiene dato alguno respecto al precio que tendrá la nueva Smart TV de esta compañía, pero seguro que no es muy alto para seguir con la forma de actuar con los smartphones. Eso sí, se espera que el anuncio oficial de este producto llegue junto al de un nuevo terminal, que sería el Realme XT 730G, que se espera que integre una batería de 4.000 mAh; cámara trasera con cuatro lentes (una de ella de 64 MPx); y, además, el panel integrado sería AMOLED.