Uno de los dispositivos más llamativos que se han podido ver en la feria CES 2017 es el televisor Sony Bravia OLED, un modelo que destaca por varias cuestiones como por ejemplo la tecnología que se utiliza en el panel incluido o el apartados del sonido. Os comentamos las primeras impresiones que hemos obtenido de este producto al verlo expuesto en el stand de la compañía japonesa.

Lo cierto es que, estéticamente, el Sony Bravia OLED es un modelo que llama poderosamente la atención por varias cuestiones. La primera es que tiene un grosor realmente reducido como se pueden ver en las imágenes que dejamos en el artículo. Esto le permite competir con todos los modelos del mercado. Además, hay que destacar que en el frontal los marcos integrados para sostener la pantalla son casi inexistentes. Por lo tanto, no tiene nada que envidiar a modelos como, por ejemplo, el nuevo televisor de Xiaomi del que ya os hablamos en Topes de Gama (o los que ha presentado Samsung).

Con aspecto minimalista, hay que comentar la base que se incluye en el Sony Bravia OLED. Esta es tipo atril, quedado abierta y colocada en la parte trasera, nada de la baja del dispositivo. Esto le hace ser un modelo distinto a muchos y, adicionalmente, se utiliza el elemento para dar un toque diferencial. A su vez, los cables se ocultan de forma sencilla aquí y las conexiones -que están en el elemento comentado- al estar aquí no rompen con las líneas de la TV. Todo un acierto.

Base integrada en el Sony Bravia OLED

Por cierto, no se debe esperar conseguir uno de estos productos con una dimensiones reducidas, ya que los paneles que se ofrecen son de 55, 65 y 77 pulgadas, nada más y nada menos.

This slideshow requires JavaScript.

Más detalles del Sony Bravia OLED

La tecnología OLED es la que manda en este modelo, siendo una nueva experiencia para la compañía japonesa, y, lo cierto, es que la calidad de imagen ofrece lo que se espera de ella: colores vivos y negros completamente puros. Así, se favorece el ver todo tipo de contenidos aprovechando al resolución 4K del Sony Bravia OLED que, como no, es compatible con HDR. Es decir, que la imagen que se muestra en la pantalla es simplemente excelente.

El procesador que se incluye en el Sony Bravia OLED es un nuevo X1 Extreme, y es completamente capaz para mover las imágenes en alta resolución que hemos comentado y, también, maneja con soltura Android TV de Google, que es el sistema operativo integrado. Así, consumir contenidos y dar uso a aplicaciones (como por ejemplo los juegos) es algo posible y positivo en el televisor.

Calidad de los colores en el Sony Bravia OLED

Finalmente, hay que comentar el apartado del sonido. Sorprendentemente, este modelo integra todo en el propio panel, que haces la veces de altavoz al uso. Esto es diferente y habrá que esperar a disfrutar de un televisor de forma particular, ya que en la feria el sonido es realmente alto y no es posible establecer si se comporta bien (todo apunta que así es). Adicionalmente, hay un subwoofer en la base, lo que aumenta las posibilidades del producto en este apartado.

Aspecto tarsero del Sony Bravia OLED

No hemos tenido noticia alguna de los precios de los modelos de la gama Sony Bravia OLED, que seguro que no son especialmente bajos, lo que es lógico teniendo en cuenta su tecnología y opciones adicionales. Un televisor que apunta muy, muy alto.