Siempre que podemos os traemos algún tutorial para que le puedas sacar el máximo rendimiento a tu ordenador. Hoy es el turno de aumentar el rendimiento de tu tarjeta gráfica, ya que os vamos a enseñar a conseguir más FPS con una tarjeta gráfica NVIDIA.

Las tarjetas más utilizadas en cualquier ordenador son las NVIDIA, y no ahora mismo porque sean las mejores. Intel y NVIDIA tienen una mejor compatibilidad, sumado a que muchas marcas tienen acuerdos de colaboración para utilizar en sus ordenadores una tarjeta gráfica NVIDIA al lado de un procesador Intel. Y encima con los nuevos controladores gráficos de NVIDIA vemos una mejora de rendimiento.

Cómo escoger un ordenador gaming y cuáles son las mejores opciones

Hoy vamos a ver cómo podemos optimizar nuestra tarjeta gráfica al máximo, para que todos los usuarios que no tengan una tarjeta tan potente y que necesiten rascar desde cualquier sitio FPS para mejorar su rendimiento puedan tener una experiencia más fluida. Seguramente para los usuarios que tengan una tarjeta de gran nivel no les valga la pena.

Gana FPS con tu gráfica NVIDIA dándole más importancia al rendimiento

Sí, aunque suene lógico, tenemos que decirle a nuestra tarjeta que queremos más rendimiento que calidad. Todas las gráficas NVIDIA vienen configuradas desde un principio con un sistema por defecto que te dice que va a utilizar la potencia de la gráfica para primar la calidad por encima del rendimiento, pero como todo, es configurable. Estos dos trucos que os vamos a decir son muy básicos para cualquier ordenador:

  • Tenemos que ir al escritorio y pulsar en cualquier sitio en blanco con el botón derecho del ratón
  • Seleccionamos Panel de Control de NVIDIA
  • Pulsamos Configuración 3D
  • La barra que nos sale, tenemos que mover el cursor al lado del rendimiento alejándolo de “calidad”
  • Le damos a aplicar, guardamos, y reinciamos.

Este no es el único truco que os vamos a dar para intentar aumentar los FPS, aunque sí el más efectivo. Podemos notar un crecimiento de los FPS en un 10%, algo muy pequeño pero que si vamos sumando pequeños esfuerzos notamos una mejoría que acabaremos agradeciendo. Este es el otro truco que nos encontramos:

  • Escribimos en el menú de Windows “services.msc” sin las comillas
  • Buscamos NVIDIA Streaming y lo seleccionamos
  • Cambiamos su estado a Deshabilitado
  • Reiniciamos el ordenador

Con estos dos trucos más una limpieza muy periódica de archivos basuras podemos tener una experiencia de usuario bastante mejor rasgando FPS de nuestro ordenador. Si tienes otros trucos para mejorar tu ordenador de nivel básico, ponlo en los comentarios para ayudar a las demás personas.