Noticias interesantes respecto a la gama de producto Google Pixel, y no hablamos de los smartphones sino a los ordenadores con Chrome OS. Según lo que se ha podido conocer en el Mobile World Congress 2017, la compañía de Mountain View no podrá en juego una nueva generación de este equipo y, por lo tanto, parece que es “fulminada”.

En una conferencia que ha dado Rick Osterloh, uno de los máximos responsables de Google en lo que se refiere al hardware, ha indicado que no habrá una nueva generación de portátiles Google Pixel que, como hemos indicado, utilizan el sistema operativo Chrome OS. Lo cierto es que esto no deja de ser una sorpresa, ya que esta gama de producto fue la primera de la compañía que tuvo el nombre de Pixel y, la verdad, es que no dar soporte a su sistema operativo es algo que sorprende… y mucho.

Tal es la decisión de la compañía de Mountain View, que el propio directivo ha indicado que no se fabricaran más modelos de la segunda generación de los Google Pixel, que es la última que puso en juego la compañía -y si se desea conseguir uno se tendrá que recurrir al mercado de segunda mano-. Esto, por cierto, no quiere decir que la gama de smartphones corra riesgo alguno, ya que la decisión sólo afecta a los portátiles. El caso es que, una vez pasada la sorpresa inicial, puede tener cierta lógica lo que se ha decidido si se piensa en lo ocurrido con Android Wear 2.0 que ya ha sido presentado como hemos comentado junto a los smartwatch de LG.

Chromebook de la gama oogle Pixel

Google Pixel, Chrome OS y lo decidido

Como hemos dicho antes, tiene cierto sentido la decisión tomada ya que es posible que lo que se busque es la colaboración en un futuro con fabricantes de equipos portátiles, como pueden ser Acer, Samsung o ASUS, para lanzar sus productos con Chrome OS pero con otra nomenclatura (o alguna muy parecida). De esta forma, se mantendría presencia en el segmento, pero menos expuesto que lanzando hardware propio, permitiendo esto a la empresa dedicarse más a lo que realmente gusta en Google: el software. Pero esta decisión de deja de ser una pena, ya que los Google Pixel ofrecían una calidad realmente alta -y, además, el crecimiento de los equipos con sus sistema operativo no para de crecer, por lo que en parte esta puede ser una decisión contraproducente en un futuro-.

Ordeandor hromebook de la gama Google Pixel

El caso es que los Chromebook de la Google Pixel se despiden después de dos generaciones y, ahora, la compañía de Mountain View decide enfocar su trabajo respecto a Chrome OS de una forma muy diferente: más alejada y sin una relación de tú a tú directa con los usuarios (y, además, de forma muy distinta a la que utilizan Apple o Microsoft). ¿Será un acierto? Pues está por ver, pero los compradores de un Google Pixel seguro que no están especialmente contentos por el paso que ha dado el gigante propietario de Android.