Se van conociendo datos que permiten hacerse una idea de lo que se puede esperar del futuro Samsung Galaxy S10, un modelo que será anunciado a principios el año 2019. Una de sus novedades llegará en el reconocimiento facial y, posiblemente, en su cámara. Os contamos exactamente qué indican las nuevas informaciones.

El reconocimiento facial ya está presente en el Samsung Galaxy S9, pero se quiere dar un paso evolutivo importante respecto a sus opciones y, este, será el uso de tocología 3D que le permita competir con Face ID de Apple. Será, por lo tanto, el primer modelo de la firma en ofrecer esta opción integrando el hardware necesario -y, muy posiblemente, también será tendrá este honor dentro de los terminales con Android.

La pantalla del Samsung Galaxy S10 incluirá una de las mejores funcionalidades de Tizen

Además, como se apunta en MovilZona respecto al Samsung Galaxy S10, este dispositivo de gama alta incluirá lector de huellas bajo la pantalla, lo que le convertirá en diferencial aunque se desconoce qué tecnología será la utilizada -pero, conociendo a los coreanos, hay que pensar en un funcionamiento muy eficiente-. Por lo que parece, se podrá dar uso a esta funcionalidad en todo el panel, que recordamos se espera que tenga las siguientes dimensiones en cada una de las variantes: 5,8 pulgadas en el modelo más pequeño y 6,3 en el que tiene el componente de mayores dimensiones (que será el Samsung Galaxy S10 Plus).

Diseño frontal del Samsung Galaxy S10

Sin espacio para todo en la pantalla del Samsung Galaxy S10

Si se tiene en cuenta que no se espera notch en la parte superior de la pantalla del Samsung Galaxy S10, y que se apunta un aprovechamiento frontal del panel mejorado respecto a que existe en el Galaxy S9, parece bastante claro que no habrá sitio para mantener todos los elementos que hasta la fecha son parte de los modelos de gama alta de la compañía coreana. Y, por lo que se apunta en la fuente de la información, el gran sacrificado es el reconocimiento de iris, que no estaría integrado en el Samsung Galaxy S10. Incluso, se indica que no se han realizado los pedidos a los suministradores correspondientes.

Esto es lógico por la falta de espacio, y entre mantener la funcionalidad antes mencionada o incluir un escáner 3D, la decisión ha sido sencilla de tomar en el caso del Samsung Galaxy S10 h (además, las funcionalidades de ambas opciones son similares). Por cierto, la ausencia de algunos componentes puede favoreceré a una mejorada de la cámara frontal y, como no, a la integración en la pantalla del lector de huellas.

Estas imágenes reales muestran al primer prototipo del Samsung Galaxy X

¿Sorpresa en la trasera del Samsung Galaxy S10?

Pues hasta la fecha no se tiene muy claro si los elementos que existían en este lugar se mantendrán, pero al pasar el lector de huellas a la pantalla como indicábamos antes claramente queda espacio para que la compañía coreana de un paso más a la hora de aumentar las opciones en el Samsung Galaxy S10. Un ejemplo, como se ve en el vídeo que dejamos tras este párrafo, es la inclusión de un tercer sensor para la cámara principal. Con él se daría respuesta a lo que ya ofrece el Huawei P20 Pro, y permitiría aumentar de forma considerable la calidad de las fotos que se podrán hacer con el futuro modelo de gama alta del gigante asiático.