Es un hecho evidente que Samsung está trabajando en su primer teléfono con pantalla plegable. Llevamos mucho tiempo esperando la llegada del Samsung Galaxy X, un teléfono del que ya os hemos ido dando mucha información, aunque no habíamos visto ninguna imagen real del mismo. Hasta ahora.

Y es que se acaban de filtrar las primeras imágenes reales del Samsung Galaxy X. Ojo, en este caso estamos hablando de uno de los prototipos en los que trabajó el fabricante coreano. Y hemos de decir, que este concepto coincide, y mucho, con una patente que Samsung presentó en 2017.

El Samsung Galaxy X podría ser presentado en el MWC 2019

Como podréis ver en las imágenes que acompañan a este artículo, este prototipo del Samsung Galaxy X guarda un gran parecido con el ZTE Axon M, el primer smartphone con pantalla plegable del mercado.

Samsung Galaxy X

Así es uno de los prototipos del Samsung Galaxy X

Como podréis ver, estamos hablando de un teléfono que cuenta con una pantalla principal con aspecto 16:9 y que muestra algunos aspectos de diseño vistos en el Samsung Galaxy S7. A esto hay que sumarle una segunda pantalla con las mismas dimensiones y que, se puede colocar a la izquierda de la pantalla principal para crear un panel más grande, o plegarse cuando no sea utilizado.

Samsung Galaxy X

Poco sabemos sobre este curioso prototipo, más que tenía como número de modelo SM-G929F y que el nombre del proyecto era Project V. Pero queda claro que viendo el diseño del dispositivo y la interfaz personalizada que ejecuta el terminal, parece que este primer prototipo se creó a finales del año 2015. Y este dato nos deja bastante tranquilos.

Samsung Galaxy X

Hablamos de un teléfono de que ha evolucionado su aspecto en los últimos dos años, por lo que, aunque la imagen nos puede hacer una idea sobre por donde irían los tiros en cuanto al diseño del Samsung Galaxy X, este prototipo es demasiado grueso y, aunque cuenta con una salida de 3.5 mm, parece demasiado voluminoso para utilizarlo con comodidad.

Ahora lo único que podemos hacer es esperar. Los rumores prometen un teléfono con una gran batería y estamos seguros que, si ya hace 3 años, Samsung tenía un teléfono muy semejante al ZTE Axon M, lo más probable es que haya pulido notablemente el aspecto del Samsung Galaxy X para que el teléfono sea más pequeño, ligero y con un diseño diferente.

El Samsung Galaxy X podría contar con tres pantallas