Si por lo que destaca el Samsung Galaxy Fold es por su diseño y, especialmente, debido a la innovación de integrar una pantalla plegable -que simula el comportamiento de las alas de una mariposa-. Pues bien, se ha publicado el resultado que este terminal ha obtenido en una de las pruebas de rendimiento más utilizadas en los dispositivos Android.

Concretamente del test del que hablamos es Geekbench, un desarrollo que mide el comportamiento global del equipo en el que se pasa, con especial atención al trabajo que permite con el procesador al combinarse con la RAM integrada. Es decir, una buena piedra de toque para conocer qué es lo que se puede esperar de un teléfono o tablet con el sistema operativo de Google. Los componentes integrados del modelo de Samsung Galaxy Fold son los siguientes: procesador Qualcomm Snapdragon 855 y 12 gigas de memoria. Es decir, de las mejores opciones del mercado.

Samsung Galaxy Fold: consigue ahora mismo todos sus fondos de pantalla

Un detalle importante respecto al dato respecto al SoC que se utiliza el Samsung Galaxy Fold es que la nomenclatura del modelo que ha pasado las pruebas es SM-900F. Esta encaja con el modelo internacional del dispositivo, por lo que en este caso no habrá una variante en Europa con procesador Exynos de fabricación propia (es decir, que no se hará lo mismo que con los Galaxy S y Galaxy Note).

Teléfono Samsung Galaxy Fold con fondo negro

Los resultados de Samsung Galaxy Fold en Geekbench

Como se puede ver en la fuente de la información, que no es otra que la propia web del test de rendimiento, la puntuación que se consigue -tanto en las pruebas en la que se trabaja con un núcleo como con varios- son correctos, pero no impresionan en exceso (esto lo decimos teniendo en cuenta el hardware del que hablamos). Evidentemente son malos, ni mucho menos, pero se puede esperar más del Samsung Galaxy Fold especialmente si se compra con lo conseguido por el Samsung Galaxy S10 en Geekbench. A continuación dejamos una imagen que es bastante explicativa:

Resultados en Geekbench del Samsung Galaxy Fold

La razón para que no se consiga una gran puntuación con el Samsung Galaxy Fold en esta prueba de rendimiento puede deberse al sistema operativo. Bien es cierto que el teste se ha utilizado una versión basada en Android Pie, pero es posible que esta no sea el firmware final y, por lo tanto, no disponga de todas las optimizaciones. Evidentemente, si el software no es el mejor los resultados se resienten si las pruebas de estrés son muy exigentes. Veremos si todo esto se confirma con los modelos que finalmente se pongan a la venta, algo que todo apunta que ocurrirá a finales del mes de abril.

Los mejores teléfonos que hemos probado en Topes de Gama