Ofrecer un buen diseño ya no está reñido con el conseguir un terminal con un diseño que sea premium. Y un claro ejemplo de lo que decimos es el Moto G6, un dispositivo que ha sufrido un excelente e importante avance respecto al smartphone al que sustituye en el mercado.

Lo cierto es que el aspecto que ofrece el Moto G6 es realmente atractivo, y demuestra que la gama media está evolucionando a pasos agigantados. Y, en el caso de este terminal, que el fabricante del que hablamos tiene la intención de liderar. Así, este teléfono llega con un grosor de 8,3 milímetros y un peso bastante contenido. Y, todo ello, con un acabado en cristal que hasta no hace mucho estaba sólo presente en los modelos más caros y potentes del mercado.

Modo manual en el Moto G6, la forma de conseguir fotos como un profesional

Pero en el Moto G6 se incluyen algunos detalles que le hacen llamar la atención y que, al menos en parte, tienen que ver con el diseño (y, siempre, hablamos de destacables). Así, el smartphone llega con un recubrimiento que le protege frente al gua, y no le falta una ligera curvatura que le da un toque diferente sin por ello subir en exceso el precio que ofrece. Algo que destaca en este modelo es que la sensación en la mano es excelente, ya las sensaciones son de resistencia y de un buen reparto del peso de los componentes internos. Esto se traduce, evidentemente, en conjunto en una buena ergonomía.

Imagen trasera del Motorola Moto G6

Destellos, otro elemento diferencial

Esto es algo que siempre incluye al ofrecer un diseño premium. Lo que se consigue es que el Moto G6, según sea la incidencia de la luz que llega al dispositivo, los reflejos que aparecen son diferentes -por lo que siempre se tiene una sensación de novedad que es de agradecer-. Por cierto, que la inclusión de nuevas opciones y avances no hace que se pierdan ciertas señas de identidad, como que el sensor de la parte trasera es circular, algo que ya se ha convertido en toda una tradición en esta gama de producto de Lenovo.

Con un buen aprovechamiento frontal, por lo que se mantiene la tendencia del mercado, el Moto G6 está claro que es un dispositivo completamente actual. Para confirmar esto, hay que indicar que el ratio de su pantalla de 5,7 pulgadas es de 18:9, por lo que el dispositivo es bastante cómodo de agarrar y manipular. Por cierto, excelente la colocación del lector de huellas, que es llamativo también debido a su forma alargada y le da un toque diferencial.

Muchas son las virtudes que hacen de este modelo uno de los más atractivos del mercado de terminales Android de gama media. Y, no hay que olvidar, que el precio del Moto G6 es muy llamativo debido a que no supera los 270 euros en su versión más potente. Este es un claro ejemplo que, a día de hoy, es posible conseguir mucho sin tener que gastarse una gran cantidad dinero, -incluso en lo que tiene que ver con el diseño-.