En ocasiones es complicado conseguir un teléfono que por un precio atractivo permita conseguir opciones avanzadas. Pues bien, esto es justo lo que ofrece el Moto G6, un dispositivo que no desentona en ninguno de los apartados importantes que conforman un smartphone y al que no le faltan opciones como el uso de Inteligencia Artificial (IA).

Hasta no hace mucho el uso de esta funcionalidad se restringía a los modelos más potentes del mercado, pero esto ha cambiado para bien, un modelo de gama media que permite aprovechar la IA en beneficio del usuario esté donde esté es el Moto G6. Este terminal, utiliza inteligencia artificial con su cámara, lo que le permite ser diferencial en el mercado y, por lo tanto, ser una buena elección de compra ya que su precio es, además, muy ajustado y se puede considerar para todos los públicos.

Diseño Moto G6

Qué ofrece en su interior el Moto G6

Pero, antes de nada, es importante conocer bien qué es lo que ofrece el Moto G6 en su conjunto, ya que de esta forma se puede valorar de forma adecuada si el dispositivo ofrece realmente una buena relación calidad/precio. Así, por poner un ejemplo, el teléfono llega con procesador Qualcomm Snapdragon 450 de ocho núcleos (con su correspondiente Adreno 506) y la RAM está bien dimensionada con versiones de 3 o 4 GB (que se acompañan por 32 o 54 gigas de almacenamiento ampliable, respectivamente).

Todo esto está gobernado por el sistema operativo Android Oreo, que muestra sus contenidos en una pantalla de 5,7 pulgadas con panel IPS con ratio 18:9 (lo que favorece su agarre) con resolución Full HD+: Evidentemente, y como buen modelo que está adaptado a lo más novedoso del mercado, el Moto G6 llega con lector de huellas integrado; batería de 3.000 mAh con carga rápida denominada TurboPower; y una solvente protección al agua –que la repele- denominada p2i. Por lo tanto, hablamos de un conjunto muy solvente que tiene en sus cámaras el elemento más diferencial de todos.

Pantalla Moto G6

Cámara con IA, la joya de la corona del Moto G6

En la integrada en la trasera, y que es la principal, el fabricante ha elegido dos sensores de 12 + 5 megapíxeles con apertura focal de F:1.8 que permite realizar tomas de calidad e, incluso, el efecto bokeh -o Modo retrato- es una posibilidad que se ofrece con el Moto G6. Pero, lo realmente interesante, es que es capaz de realizar trabajos en los que otros modelos de su segmento en el mercado no permiten y, esto, se consigue gracias al uso de la Inteligencia Artificial.

Así, por poner un ejemplo es capaz de reconocer tanto objetos como lugares, y de esta forma realizar una búsqueda en la web para conseguir información adicional e, incluso, si se desea comprar lo que se ha detectado, si es posible. Pero aquí no acaban las bondades de la Inteligencia Artificial del Moto G6, ya que es capaz de escanear textos, lo que convierte al terminal en una herramienta de lo más útil en diferentes situaciones, como por ejemplo cuando se viaja al extranjero -siempre combinando el resultado con un traductor-.

Por cierto, que si a esto le sumamos que la aplicación Cámara es muy sencilla de utilizar y en muy pocos pasos es posible conseguir los resultados deseados de la combinación de la cámara y la Inteligencia Artificial, se tiene un cóctel que beneficia sin duda alguna al usuario. Y, todo esto, en un terminal con acabado en metal y cristal que sólo pesa 167 gramos. No está mal para un smartphone que tiene un precio recomendado de sólo 269 euros (sólo disponible en Amazon) y el modelo de 4 GB y de 249,90 € el que incluye tres gigas.