Está bastante claro que serán tres modelos lo que lleguen con la nueva gama alta de teléfonos que este mismo mes de febrero lanzará Samsung al mercado. El modelo que será menos potente ha aparecido en unas imágenes reales, en las que se puede ver el diseño que tendrá el Samsung Galaxy S10e.

Lo primero que llama la atención en la información que se ha conocido es que el nombre, finalmente, no será Samsung Galaxy S10 Lite. Esto permitirá a la compañía comportarse de forma diferente a otros fabricantes y, lo cierto, es que no suena mal el nombre Samsung Galaxy S10e que se puede ver en una de las fotos que se han publicado. Por cierto, que a este modelo no le faltará el uso de la herramienta Knox, por lo que ofrecerá una gran protección de los datos almacenados. Además, tendrá un altavoz superior de reducidas dimensiones, para que de esta forma el aprovechamiento frontal sea el máximo posible.

El Samsung Galaxy S10 Lite sorprenderá con su hardware, que será potente

Y esto como se puede ver en otras de las imágenes que se han publicado del Samsung Galaxy S10e -que dejamos ras este párrafo- se va a conseguir. En ella se aprecia claramente que los marcos laterales son muy reducidos, algo que también ocurre con el superior y el inferior (aunque en este último existe una pequeña barbillas negra, pero para nada es excesiva), siendo esto algo que le diferenciará de su competencia. Por lo tanto, pensar en un aprovechamiento frontal superior al 90% no es precisamente una utopía, y siempre hablamos de un panel Super AMOLED que rondaría las seis pulgadas y que ofrecerá un agarre cómodo debido al ratio de 19.5:9.

Agujero en pantalla en el Samsung Galaxy S10e

Este es el detalle que destaca especialmente en las dos últimas imágenes que se han podido ver en la fuente de la información. El Samsung Galaxy S10e incluirá un agujero en pantalla en el que estará integrada la cámara para los selfies. Por lo tanto, no se utilizará notch y este modelo mantendrá uniformidad con el resto de la gama Galaxy S10 que en no mucho anunciará la compañía coreana. Un detalle interesante es que la posición será la esquina superior derecha de la pantalla, y las dimensiones de este elemento será de uno cinco milímetros.

Habrá que ver una vez que se presente el Samsung Galaxy S10e cómo se adaptará la personalización que Samsung que utiliza por encima de Android para salvar el mencionado agujero. Y, además, cómo encaja con las aplicaciones que se darán uso, como por ejemplo YouTube o Gmail. Es previsible que no sea especialmente molesto, pero saldremos de dudas el próximo día 20 de febrero.

Los mejores teléfonos que hemos probado en Topes de Gama