La gama media se ha convertido en una de las más importantes del mercado actual, y uno de los dispositivos más interesantes que existen en ella es el Moto G6. Este modelo ofrece una gran cantidad de opciones que le permiten ser una solución perfecta par el día a día y que, además, incluso opciones avanzadas que le hacen ser diferencial. Un ejemplo de lo que decimos es el uso de una cámara principal con dos sensores.

El uso de un componente de este tipo ha dejado de ser exclusivo de la gama alta de producto y, un ejemplo de lo que decimos, es que el Moto G6 lo integra, ofreciendo además elementos de una calidad realmente importante. Así, los dos sensores integrados son de 12 + 5 megapíxeles, una resolución más que suficiente para obtener una calidad de imagen en las tomas muy buena. Pero, además, la apertura focal de cada uno de ellos es de F:1.8 y F:2.2, siendo el primero utilizado para la adquisición principal (y no le falta PDAF) y, el segundo, el que aporte profundidad e información adicional. Una buen conjunto.

Moto G6, un teléfono a buen precio y con cámara que utiliza Inteligencia Artificial

Con los componentes que hemos comentado que se incluyen en el Moto G6, se asegura un buen comportamiento en todo tipo de situaciones, incluidas en las que la luz no es la mejor posible (esto se debe al focal indicado anteriormente del sensor principal). Además, la integración de los dos sensores en el smartphone no suponen una pérdida de las señas de identidad en el lo que tiene que ver con el diseño, ni que se aumente su grosor especialmente -de 8,3 milímetros-. Por lo tanto, el dispositivo sigue siendo atractivo a la vez que reconocible.

Diseño Moto G6

Opciones del Moto G6 y su cámara dual

Una de las mejoras que se consigue con el uso de dos sensores trabajando en conjunto en un terminal como el Moto G6 es que se pueden realizar tomas utilizando efecto bokeh, o lo que es lo mismo desenfocando el fondo (el Modo retrato). Esto hace que el dispositivo sea muy útil en la actualidad, donde este tipo de fotografías son muy habituales, incluso en las diferentes redes sociales como Instagram.

Pero aquí no acaban las bondades del uso de una cámara dual en el Moto G6. Un ejemplo es el convertir una imagen en blanco y negro exceptuando un color elegido (esto se denomina Color puntual). Este efecto es muy sencillo de implementar debido a la ayuda en la fotografía que existe al utilizar el terminal, y los resultados son realmente atractivos. Por lo tanto, también se ha buscado dar rienda suelta la creatividad de los usuarios. Incluso, el uso de dos sensores permite una mejor acabado en fotografías tipo Panorama y avances en las tomas nocturnas tanto por la apertura focal utilizada como por la información adicional que se consigue con el segundo elemento.

Cámara del Motorola Moto G6

Por lo tanto, el uso de dos sensores en la cámara principal del Moto G6 no es una cuestión estética o de moda. Con este añadidos se consiguen dar más y mejores opciones de uso, algo que es vital a día de hoy donde la fotografía se ha convertido en un elemento de compra muy importante.