El pasado mes de noviembre, cuando todavía el Samsung Galaxy S9 era sólo un proyecto, se filtró la posibilidad de que viéramos una versión mini de del tope de gama. Ahora un misterioso paso por Geekbench nos desvelas las primeras características del Samsung Galaxy S9 Mini, vamos a conocerlas.

Como decimos, hace ya varios meses vimos cómo un nuevo móvil de Samsung podría estar en desarrollo, concretamente una versión reducida del Samsung Galaxy S9, que ahora podría haber desvelado sus primeras características en uno de los test de rendimiento más populares.

Estas serían las primeras características del Samsung Galaxy S9 Mini

En el mes de noviembre se apuntaba a un posible Samsung Galaxy S9 Mini con una pantalla de sólo 4 pulgadas, por lo que sería un móvil ultra compacto, quizás una especie de competencia para el iPhone SE. Pues bien, por Geekbench ha pasado ahora un nuevo terminal, con el modelo SM-G8750, que podría encarnar perfectamente el papel de versión mini del buque insignia de los coreanos. Un teléfono que ha desvelado pocos detalles, pero los suficientes para hacernos una idea de lo que podría ofrecer.

características del Samsung Galaxy S9 Mini

Evidentemtente todo esto son elucubraciones, pero no sería descabellado pensar en una versión “Lite” del Galaxy S9, versiones que son muy populares en otros fabricantes. Pues bien, según su paso por el test de rendimiento, este móvil contaría con el procesador Snapdragon 660, el que hasta la llegada de los Snapdragon 710 era el más potente de la gama media, lo que nos da una idea del aire de gama media premium que podría disfrutar este nuevo terminal. Este procesador cuenta con ocho núcleos y una velocidad de 1.84GHz de velocidad.

Imagen trasera del Samsung Galaxy S9

Mientras el sistema operativo que ha mostrado el nuevo terminal en Geekbench es Android 8 Oreo, por lo que llegaría con la última versión del sistema. Evidentemente es muy pronto para llegar a conclusiones tan avanzadas como la de que se trate de un Samsung Galaxy S9 Mini, pero así es como se han referido a él en la filtración a la que hemos tenido acceso en Slash Leaks. Lo que realmente nos extraña es que el nuevo terminal compacto no se hubiera presentado junto con el Samsung Galaxy S9 estándar, aunque cualquier cosa es posible evidentemente. Lo que sigue siendo una incógnita es el tamaño de la pantalla, que sin duda nos extrañaría que fuera tan pequeño como se ha rumoreado, aunque quien bien podría ser una pantalla infinita de 4,7 pulgadas.