Uber es sin duda alguna la compañía líder en el ámbito del transporte privado en todo el mundo, habiendo revolucionado este sector con su operativa digital a través de la web con el alquiler de vehículos con conductor. Ahora la compañía mira hacia otras direcciones, y se apunta también al negocio del alquiler de bicicletas.

Hace una semana precisamente hablábamos de que Uber estaba trabajando ya en traer los vehículos autónomos a su flota, probablemente el próximo año, sumándose así a la corriente de vehículos autónomos que invadirán las carreteras durante el próximo lustro.

Uber se estrena en un negocio de alquiler de bicicletas

Esta nueva aventura de Uber va a desarrollarse en San Francisco, la ciudad californiana donde se distribuirán 250 bicicletas JUMP, una startup de alquiler de bicicletas que ahora cuenta con el apoyo de Uber para desarrollar este modelo de negocio de forma gradual en tierras californianas. Durante esta primera fase con las 250 bicicletas ya se han definido cuáles son las tarifas que tendrán que abonar los clientes de estas bicicletas, que como podéis ver en las imágenes, tienen un diseño bastante llamativo.

Uber

Ahora que Uber ha conseguido el permiso para poder realizar la actividad en la ciudad de San Francisco, los usuarios de JUMP tendrán que abonar 2 dólares por los primeros 30 minutos de alquiler de la bicicleta. A partir de los 30 minutos, habrá que pagar una tarifa adicional por cada minuto para calcular el precio final del alquiler. Unas bicicletas que integran todas las medidas de seguridad para evitar el robo y también con un teclado y pantalla para formalizar el alquiler e identificar al usuario.

Uber

Este nuevo programa de alquiler de bicicletas con Uber detrás, tendrá una duración de 18 meses, y se espera que las primeras bicicletas estén desplegadas en el mes de marzo. Uber tiene claro que este es un servicio de potencial enorme, y se une así a una carrera por hacerse con este nicho del mercado realmente feroz, ya que actualmente Ford también está desplegando un servicio similar de la mano de GOBike, con la que compartirá a finales de este año nada menos que 7.000 bicicletas. Uber se toma esta prueba como un primer contacto de un negocio en el que les gustaría estar presentes con más fuerza en los próximos años. Así que poco a poco parece que Uber va diversificando su negocio, ahora con las bicicletas como principal reclamo.