Hace unos meses os hablamos del nuevo camión Tesla de la firma americana de coches eléctricos. La compañía propiedad de Elon Musk presentó el primer camión del fabricante mostrando un vehículo equipado con la última tecnología. El Tesla Semi fue un éxito total, recibiendo gran cantidad de pedidos en un tiempo récord. Pero parece que no todo son buenas noticias para el fabricante: a Tesla le ha salido un nuevo enemigo: Nikola Motor.

¿El Motivo? Nikola Motor ha demandado a Tesla por violación de una de sus patentes en el diseño del nuevo Tesla Semi. A primera vista, el camión eléctrico de la gran T tiene un diseño muy parecido al del Nikola One, el camión eléctrico impulsado por hidrógeno de la compañía. Y parece que según los dirigentes de Nikola Motor, el equipo de diseño de la firma de Elon Musk no se inspiró tanto como dice a la hora de crear el diseño de su camión eléctrico.

Camión de Nikola Motor

Nikola Motor demanda a Tesla por violación de patentes en el diseño del Tesla Semi

Según Nikola Motor realmente considera que su rival ha violado un total de seis patentes de diseños presentadas en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos entre los meses de febrero y abril del presente año. El rival de la compañía de Elon Musk presentó dichas patentes para mostrar diferentes aspectos del Nikola One, como la puerta de acceso, el chasis, guardabarros, revestimiento lateral y el parabrisas envolvente; vamos, la gran mayoría del diseño del camión eléctrico.

Ya sabemos el precio del camión Tesla, y no será barato

Un portavoz de Nikola Motor ha afirmado que los daños provocados por el plagio de Tesla corresponden a una cifra que superaría los 2.000 millones de dólares. Evidentemente, un representante de la compañía de Elon Musk ha salido a la palestra para dejar claro que esa demanda no es válida ya que no han cometido infracción alguna.

Ahora bien, el sistema judicial en estados Unidos no se anda con tonterías por lo que, si realmente esta demanda acaba prosperando y Nikola gana a su principal rival, las ventas del Tesla Semi se podrían paralizar generando unas grandes pérdidas a la compañía americana, además de un duro varapalo a la imagen de la compañía.

Ahora solo falta esperar a ver cómo reacciona el mayor fabricante de coches eléctricos ante la demanda por violación de patentes realizada por Nikola Motor. Lo más fácil sería llegar a un acuerdo económico pero, teniendo en cuenta las cifras de las que ha hablado el portavoz del fabricante del Nikola One, queda claro que en este aspecto va a ser muy difícil que Tesla acepte la situación.