Muchas son las virtudes que tiene Google Stadia, no hay duda, como por ejemplo que se podrán ejecutar juegos en dispositivo que no sería posible en local ya que todo el proceso de trabajo se realiza en servidores que está en la nube. Pero, como es lógico, existen algunos peros -al menos iniciales- que se van conociendo poco a poco. Se acaba de saber uno que tiene que ver con la conectividad.

Una de las grandes sorpresas, una vez que se conoció la buena calidad de los títulos que son parte de la plataforma, fue que la conexión que se necesitará para disfrutar con total fluidez de estos se sitúa en los 10 Mbps, algo más que asumible por parte de los usuarios en todo tipo de situaciones. Por lo tanto, al menos en España, este requisito no es un problema y, por lo tanto, disfrutar desde el principio de el trabajo de Google es completamente viable. Eso sí, se ha conocido un «pequeño detalle» al respecto.

¿Dudas de tu conexión para utilizar Stadia? Un test oficial te ayuda a resolverlas

Y este no es otro que una limitación inicial para, según la propia compañía de Mountain View, asegurarse que inicialmente la experiencia de uso es la adecuada. ¿Y cuál es esta? Pues algo tan sencillo como no permitir el uso de datos móviles para disfrutar de los contenidos. La verdad, es que no es una restricción menor, ni mucho menos, ya que esto hará que no se puede jugar en la calle e, incluso, en lugares donde no se disponga de conectividad WiFi que será la única permitida. Y esto será así, aunque se tenga un acceso 4G de calidad, por poner un ejemplo.

Velcoidad y calidad Google Stadia

Algo que no se entiende muy bien en Google Stadia

Aunque parece que esta restricción será inicial, y es posible que se elimine en poco tiempo, sí que es un contratiempo para los que tiene, por ejemplo, un smartphone de la gama Pixel ya que los compatibles (como por ejemplo los modelos de segunda y tercera generación) no podrán ejecutar la plataforma de juegos de Google cuando estén en condiciones de movilidad, y esto es restar bastante ya que es uno de los detalle que hacen especialmente atractivo al producto de la compañía norteamericana. La razón para que esto sea así puede ser la latencia que es mucho más eficiente en WiFi y, por lo tanto, se desea comprobar que todo va bien aquí y, luego abrir la mano. Pero la verdad es que será un inconveniente inicial.

Plataformas disponibles para Google Stadia

Curiosamente, si se lee en la página de Google Stadia los requisitos para poder disfrutar de los juegos, se puede leer que la conexión Internet sea de, al menos 10 Mbps, algo que muchos accesos con datos móviles ofrecen… pero no se indica el tipo que debe ser (¡sorpresa!). Y, por lo tanto, seguro que en Google se agarran a esto. Esto, curiosamente, no deja de ser sorprendente ya que, si tomamos como referencia la competencia directa existente Microsoft Project xCloud, las cosas son bien distintas ya que la limitación de la que hablamos no existe, ¿jugará esto a favor de la compañía de Redmond?