En ocasiones el uso de los terminales móviles no es todo lo óptimo que se desearía, ya que la pantalla que se tiene es algo pequeña. Si no deseas comparte un smartphone más grande debido a que es el tamaño que te encaja, es posible que Superscreen sea la solución que estás buscando. Este es un panel que permite que se replique lo que se hace con el teléfono de forma directa y sencilla.

La pantalla externa es algo más que un mero panel con calidad 2K (2.560 x 1.600),  donde los contenidos que se visualizan se escalan par ue la experiencia de uso sea la mejor posible. En su interior se incluye todo lo necesario para que la usabilidad sea completa cuando se envían contenidos utilizando tecnología inalámbrica WiFi. Así, es posible desde jugar sin problemas, pasando por hacer compras de forma efectiva e, incluso, disfrutar de contenidos multimedia como películas en tiempo real.

Las dimensiones de la pantalla Superscreen son de 10,1 pulgadas, por lo que es como manipular un tablet de grande dimensiones pero donde lo que se ve y se utiliza se ejecuta en un smartphone que se sincroniza de una forma muy sencilla: utilizando una aplicación que se descarga de forma gratuita -y es compatible con iOS y Android-. Simplemente con ejecutarla, esta encuentra el dispositivo de destino y se puede comenzar con el envío pulsando un botón. Nada de complejos procesos o usos de la nube para conseguir esto. Además, la conexión directa permite el uso en exteriores o cualquier otra ubicación.

Imagen de Superscreen

Opciones adicionales de Superscreen

Pues la verdad es que para que la experiencia de uso sea la mejor posible, en el accesorio que está disponible en Kickstarter se incluyen opciones adicionales que son bastante interesantes. Así, por ejemplo, se dispone de lector de huellas para que la seguridad se mantenga. También se incluyen cámaras delantera y trasera (2 y 5 megapíxeles respectivamente) para que incluso será posible el uso de las videollamadas. Tampoco le falta antena Bluetooth, por lo que es posible dar uso a auriculares inalámbricos para no molestar a nadie. La verdad, es que Superscreen es bastante completo, como se puede ver.

This slideshow requires JavaScript.

Un detalle de lo más interesante es que Superscreen incluye una batería de 6.000 mAh, que se recarga mediante un puerto USB tipo C. Teniendo en cuenta que sólo debe mantenerse unos componentes en los que no está ni el procesador ni la memoria, lo cierto es que la autonomía que ofrece es excelente (más de 12 horas con la pantalla encendida, según el fabricante). Aparte, se integra un sistema de sonido con dos altavoces.

Uso exterior de Superscreen

El precio para hacerse con una pantalla Superscreen es de 99 dólares (unos 92 euros al cambio) y, como se ha conseguido el objetivo de la financiación, lo cierto es que es una excelente idea invertir en este dispositivo… incluso para solucionar el entretenimiento de los más pequeños de la casa cuando van en el coche. La verdad, es que sus opciones son muchísimas.