Hace unas semanas os informábamos de que GoPro había devuelto a las tiendas su dron Karma, un gadget que había tenido algunos problemas en su lanzamiento el año pasado y que llevó a la famosa compañía de cámaras de acción a retirarlo del mercado. Así que tras esa buena nueva, llega el momento de anunciar que Europa y, por lo tanto España, están dentro de los planes para lanzar oficialmente el que es uno de los drones más interesantes del actual panorama internacional.

Karma es básicamente un dron al que podremos conectar una cámara de GoPro, por lo que cuando llegue a las tiendas tendremos que escoger si comprarlo con ella en el pack o no. Dependiendo de esa decisión, su precio será más caro y de los 999 euros que cuesta solo el cuatrimotor (más mochila, Grip y control remoto), pasará a los 1.399,99 del conjunto con la Hero 5 Black. Decir que además de este modelo, solo es compatible con las Hero 4.

Karma de GoPro

La fecha de puesta a la venta será principios de abril, momento en el que podremos comprarlo a través de la página del fabricante. Tantas son sus expectativas que se trata de un lanzamiento mundial que incluye a nuestro país, por lo que el Karma sale por fin de las fronteras norteamericanas seis meses más tarde del primer (y fallido) intento.

Karma de GoPro

Pequeño y compacto

El Karma es un dron para uso amateur que cuenta con algunas funciones realmente interesantes aunque lo primero que nos entra por los ojos es su diseño: muy pequeño y compacto que se vende junto con una mochila para guardar todo el conjunto. Además, para ensamblar la cámara al dron dispone de un “agarre de estabilización de imagen que puede ser manual o montado en vehículos y equipos”. De esta manera, el aparato nos permite obtener grabaciones que, según la marca, “son increíblemente suaves [y] estabilizadas durante casi cualquier actividad”. Desde GoPro hablan de una estabilización de imagen “calidad Hollywood”.

Karma de GoPro

Otro de los elementos fundamentales de este Karma es su Grip, que sale también a la venta junto al lanzamiento mundial del dron, y cuenta con un montaje muy sencillo capaz de acoplarse a las superficies más complicadas para conseguir imágenes muy suaves. Tanto es así que, “guardada en la mochila mientras la cámara está amarrada a la correa del hombro y conectada con el cable de extensión”, conseguimos grabaciones inmersivas y estables, entre otras cosas, gracias a su cabeza con tres ejes de movimiento.

GoPro Karma Grip

Como ocurre con otros drones, este Karma trae un control para manejarlo cómodamente. Se trata de un dispositivo con pantalla táctil incorporada y que tiene un diseño muy parecido al de los gamepads de las consolas de videojuegos. De esta manera no hará falta conectar un móvil o un tablet al conjunto para que funcione.