Muchas veces llevar el cargador del teléfono móvil o tablet es un verdadero suplicio, ya que obliga a dar uso a una bolsa o mochila -ya que de otra forma lo necesario molesta en los bolsillos-. Esto es algo que se ha acabado con Kado, un accesorio que tiene la gran virtud de ser muy fino y, por lo tanto, se puede llevar incluso en la cartera.

Este es un cargador de pared que destaca por ser el más fino que existe en la actualidad. Tanto es así, que su grosor se queda en 5 milímetros, lo que es más o menos la mitad de lo que ocupa un lapicero. Además, su peso también es muy bajo, ya que se queda en sólo 21 gramos. Por lo tanto, su portabilidad es excelente, lo que se acompaña con un diseño plano y alargado que le permiten colocarse como si de una tarjeta de crédito se tratase.

Y, todo esto, sin perder opciones de uso ya que en Kado se integra tanto el enchufe de pared necesario (es posible hacerse con un modelo con el habitual en Europa) y, como no, también con el cable propio para suministrar energía a los smartphones o tablets, que tiene un largo de 85 centímetro, que no está nada mal. En lo que tiene que ver con el tipo de conexiones disponibles, están disponibles las más utilizadas: Lightning; microUSB; y, como no, USB tipo C.

Más detalles diferenciales de Kado

Aparte de lo indica dado, que no es poco, hay otras opciones que ofrece este cargador de pared que son realmente interesantes y sorprende debido a las reducidas dimensiones que tiene (8,5 centímetros largo y un ancho de 5 cm). Por ejemplo, el accesorio es compatible con Quick Charge, por lo que es posible utilizarlo con dispositivos que pueden dar uso a esta variante de carga rápida. Aparte, es posible conseguirlo en tres colores diferentes: blanco, negro y rosa metálico.

Colores del cargador Kado

Incluso, está disponible un clip que se coloca detrás del smartphone donde se ubica Kado y, entonces, al enchufarlo el terminal queda completamente pegado por lo que todo está en una pieza. Este modelo ya ha conseguido financiación en Kickstarter, con un precio mínimo de 35 euros, y se comenzará a enviar en el mes de diciembre de 2017 -aunque también se he anunciado su puesta a la venta posterior en el mes de mayo de 2018 en Europa-.

Clip de Kado

  • Miguel Angel

    mi bateria externa tiene esas medidas, me cabe en la cartera y NO necesita un enchufe. No me gusta la idea, un cargador de pared debe ser de calidad, una bateria externa portable. Los que diseñaron esto mezclaron los papeles en la oficina y salio una mala idea xD