No sabemos muy bien si adscribir este gadget a la nueva moda del llamado internet de las cosas, pero desde luego se le acerca mucho, ya que estamos ante la primera pizarra conectada del mundo que es capaz de pintarse sola gracias a un lápiz que va y viene por toda su superficie dibujando o escribiendo todo aquello que se nos ocurra.

La idea que hay detrás de Joto es bien sencilla: es una puerta abierta en cualquier momento y a cualquier hora para dibujar o escribir mensajes en una pizarra conectada a internet y que se gestiona a través de una sencilla aplicación móvil. Y da igual si se trata de un dibujo, de un texto a mano o de una imagen descargada de interent. Todo puede pintarse (en blanco y negro, eso sí).

¿Una simple pizarra con un lápiz?

Joto es una iniciativa de la empresa Those y que está todavía en Kickstarter aunque con muy buenas perspectivas, ya que a día de hoy y a falta de 23 jornadas para que concluya su proceso de financiación, ya ha superado el objetivo que se había marcado de 100.000 libras. A esta hora, esta pizarra inteligente supera las 130.000.

En total han mostrado su apoyo económico 715 patrocinadores que se han dejado cantidades que oscilan entre 1 libra por aquello de dar ánimos a sus creadores, y las 820, aunque hay otros paquetes más económicos que también incluyen esta Joto y que se quedan en 295, 245 ó 165. Las fechas estimadas de entrega de estas primeras unidades será en diciembre de 2017 aunque si apostamos por los paquetes más caros, en abril podríamos tenerla ya en nuestro poder.

Joto funciona de una manera sencilla ya que se trata de una pizarra que cuenta con un lápiz inteligente que es el que va escribiendo todo lo que le decimos. Es más, la plataforma que sirve de base para que este pen se mueva por la superficie es la misma que se encarga más tarde de ir borrando con cada nuevo trabajo.

Conectada permanentemente

Lo que hace de Joto un dispositivo tremendamente interesante es que podremos usarla para infinidad de tareas que se pueden ir actualizando en tiempo real. Por ejemplo para recordar la lista de la compra, añadiendo todos aquellos alimentos que se va terminando, para enviar mensajes a casa y que quien llegue los lea, o como simple elemento decorativo en el salón para ir mostrando los dibujos que hacemos, por ejemplo, en nuestro iPad Pro con Apple Pen.

Una de las ventajas de Joto es que podremos conectarlos a él remotamente. Aunque estemos en la oficina, será posible enviar a nuestra casa un dibujo o un mensaje, o mostrar mucho más gráficamente y sin tener que gastar papel para imprimir una idea en una importante reunión de trabajo.

Además, desde Those están trabajando para que grandes compañías y redes sociales integren su API para este Joto y, así, facilitarnos la vida permitiéndonos mandar a nuestra pizarra inteligente cualquier cosa que queramos: ¿qué tal el tuit que más nos ha gustado hoy? ¿O el álbum que estamos escuchando en Spotify? ¿O la agenda de hoy que tenemos guardada en el calendario de Google?