Los altavoces Google Home ofrecen una gran cantidad de opciones de uso que convierten a este accesorio en un dispositivo de lo más útil. Algunas de las que se pueden realizar no se conocen, como por ejemplo el Modo Intérprete. Este posibilita que se realicen traducciones de diferentes idiomas en línea y mostramos cómo darle uso.

Esta es una funcionalidad que no existía originalmente, pero que en una de las actualizaciones de los altavoces Google Home se ha añadido. Y, lo cierto, es que el funcionamiento es bastante bueno (sin ser prefecto) y, por lo tanto, permite sacar un partido que no se espera al accesorio que  integra el asistente de Google. Por cierto, y antes de nada, hay que destacar que todo lo que se tiene que hacer es realmente sencillo.

Google Home: cinco cambios para sacarle el máximo partido

Idiomas disponibles para el traductor de Google Home

El uso de esta funcionalidad está disponible para ejecutarlo con la voz en seis idiomas. Aparte del español, que lo gestiona sin problema alguno, el resto de los disponibles son los que enumeramos a continuación: inglés, francés, italiano, y japonés. Por cierto, la cantidad de los soportados para realizar procesos es mucho más amplio, y este es el listado de todos los que puedes traducir:

  • Alemán
  • Danés
  • Checo
  • Coreano
  • Eslovaco
  • Finlandés
  • Francés
  • Griego
  • Hindi
  • Holandés
  • Húngaro
  • Indonesio
  • Inglés
  • Italiano
  • Japonés
  • Mandarín
  • Polaco
  • Portugués
  • Rumano
  • Ruso
  • Sueco
  • Tailandés
  • Turco
  • Ucranio
  • Vietnamita

Por cierto, no se tiene que instalar absolutamente nada para poder dar uso al Modo Intérprete en todos los idiomas que hemos comentado antes. Simplemente, debes tener conectado y en funcionamiento el altavoz inteligente Google Home.

Pasos para utilizar como traductor el altavoz Google Home

Lo primero que tienes que hacer es activar el accesorio con el comando «OK, Google«, como es habitual. Una vez hecho esto, indica lo siguiente: «Intérprete de inglés» o, en su defecto, puedes dar uso a «Ayúdame a hablar francés» (el idioma puede cambiar, pero no el comando). Hecho esto, Google Home y sabe exactamente lo que debe realizar.

Ahora, si todo ha ido bien, se escucha un tono que indica al usuario que ya puede comenzar con la conversación y, de forma automática, Google Home traducirá lo que entiende (por cierto, es posible alternar idiomas sin el más mínimo problema). Para gestionar el proceso, se pueden dar uso a diferentes comandos, como por ejemplo: salir; detener; o dejar para que la traducción finalice.

Así de sencillo es todo, y lo cierto es que la eficiencia es bastante elevada. Eso sí, recomendamos hablar muy alto y claro en todo momento y, además, en ocasiones se tiene que ser paciente para que los trabajos se realicen. Por cierto, expresiones con doble sentido o la jerga no son opciones reconocidas.

Los mejores gadgets que hemos probado en Topes de Gama