Los AirPods son unos auriculares Bluetooth realmente diferenciadores y que se pusieron a la venta el pasado mes de diciembre en un único color, blanco. Y claro, aunque no es que digamos que estamos ante un tono que no nos guste (además de las connotaciones que tiene porque son el color natural de los cascos de Apple desde el primer iPod) hay quien ha encontrado un nicho de mercado perfecto trabajándose una personalización a medida de los deseos de los usuarios.

Sea como fuere, y mientras los de Tim Cook se lo piensan, Colorware ha abierto una interesantísima web que nos permite personalizar nuestros AirPods como más nos guste, con una gama de colores realmente extensa y que podremos configurar al detalle gracias a su página oficial.

Y cuando os decimos que todo se puede personalizar es todo. Lo primero porque Colorware no nos limita a la hora de elegir tonos y segundo porque cada uno de los tres elementos que forman los AirPods pueden ser pintado del color que más nos apetezca. Esto es, auricular izquierdo, derecho y funda de carga.

AirPods más caros

Ahora mismo los AirPods de Apple nos cuestan en las tienda oficial cerca de 180 euros. Una cantidad que parece muy cara pero que está en consonancia con lo que se mueve en el sector de marcas como Beats o Sennheiser. Sin embargo, si entráis en Colorware a personalizar estos cascos de Apple la cosa se dispara hasta los 299 dólares. Y cuidado, que ese precio es solo el de partida, para un pintado con colores sólidos ya que si escogemos los metálicos la cosa va aumentando hasta los 329.

AirPods de Apple de colores

Y es que no es solo cuestión de colores sino también de acabados. Tanto los auriculares como la funda podemos pintarlas de un color distinto (sólido o metálico) y con una textura que desde Colorware califican de brillante o mate. La primera de ellas da una apariencia muy cercana a la del famoso color Jet Black estrenado por los iPhone 7 mientras que la segunda apenas tiene reflejos.

Si estáis decididos a conseguir uno de estos AirPods de colores, tened en cuenta que los pedidos no son de un día para otro ya que en este momento la web está ofreciendo plazos de entrega de entre 10 y 12 semanas, esto es casi dos meses. Y es que en ese tiempo casi le da tiempo a Apple a presentar una segunda versión.

La gran ventaja que tienen estos AirPods personalizados es que si mañana vais a una fiesta en la que todos los asistentes van con estos cascos inalámbricos de Apple, en caso de que varios se caigan al suelo no habrá problemas para reconocerlos. ¿Os imagináis que dos o tres usuarios ven caer sus auriculares al suelo en el mismo sitio? ¿Qué lío no? (no tanto porque siempre tenemos el Buscar mis AirPods).