En algunas ocasiones se anuncian componentes que pueden pasar desapercibidos y que, en un futuro no muy lejano, se convierten en importantes ya que forman parte de dispositivos que son referencia en el mercado. Esto podría pasar con los nuevos sensores que ha anunciado Samsung de su grama de producto ISOCELL, ya que uno de ellos tiene toda las papeletas de ser el elegido para el Galaxy S9.

Dos son los elementos que la compañía coreana ha presentado de forma oficial y, ambos, están pensado por y para ser integrados en los terminales que tiene un grosor muy reducido y que, además, tienen pantallas que ocupan prácticamente todo el frontal -la gran rapidez de trabajo es una de las características que tienen en común-. Por lo tanto, y como hemos indicado antes, que alguno de ellos sea parte de los nuevos Samsung Galaxy S9 o los Galaxy A5 2018 no es precisamente una locura.

El nombre de los nuevos modelos es el siguiente:  ISOCELL Fast 2L9 con 1,28 micras y, el segundo sensor, es el ISOCELL Fast 2X7 que, en su caso, dispone de 0,9 µm. En lo referente a la resolución que ofrecen, esta es de 12 y 24 megapíxeles respectivamente.

Trabajo de los nuevos sensores Samsung ISOCELL

Detalles de los nuevos sensores ISOCELL de Samsung

De los dos modelos anunciados, el que puede resultar más interesante es el ISOCELL Fast 2L9, ya que este modelo sería el elegido para el Samsung Galaxy S9 (muchas fuentes apuntan a que serán dos los elementos integrados en este smartphone). El caso es que baja de las 1,4 micras del Galaxy S8 y mantiene el uso de le tecnología Dual Pixel -dos fotodiodos en cada píxel-, lo que le permite trabajar a gran velocidad y conseguir adquirir más luz en entornos donde esta no es la mejor posible. Aparte, al ser un sensor más pequeño, permite que los fabricantes puedan reducir las dimensiones de los terminales en los que se utilice sin por ello perder calidad en el efecto de desenfoque.

Sensor Samsung ISOCELL Fast 2L9

En lo referente al ISOCELL Fast 2X7, este es un modelo que está pensado para mejora la calidad de las fotos que se hacen con terminales que sólo utilizan un sensor, al menos en un principio. Este elemento destaca por reducir las distorsiones en las imágenes y, especialmente, por aumentar la sensibilidad a la luz -para lo que utiliza una tecnología denominada Tetracell-. Aparte, se asegura que el rengo dinámicos que ofrecerá será muy bueno, en este caso por el uso de DTI (Deep Trench Isolation). Este componente, si el Samsung Galaxy A5 2018 lleva finalmente sólo un sensor, podría ser el elegido.

Sensor Samsung ISOCELL Fast 2X7

Un detalle importante publicado en la fuente de la información de estos sensores que se han anunciado es que, debido a sus reducidas dimensiones, en especial en lo que tiene que ver con el grosor, es posible que algunos fabricantes les den uso como los elementos elegidos para las cámaras frontales, lo que supondría un salto cualitativo muy importante. Por cierto, Samsung ha indicado que, su intención es la de lanzar más componentes de este tipo por debajo de un micrómetro.

  • Miguel Angel

    lo mires por donde lo mires, yo interpreto todo esto como baterías mas pequeñas.