Antenas WiFi para ampliar tu cobertura en tu casa o negocio

Antenas WiFi para ampliar tu cobertura en tu casa o negocio

John Fernández

Siempre que hablamos de conexiones de red, lo óptimo siempre será priorizar el cable de red por encima del WiFi. Las paredes, los muebles y la lejanía con el router provocarán que la velocidad, en muchos casos (no siempre), no sea la mejor. Un problema muy extendido, pero que tiene fácil y económica solución: las antenas WiFi.

Las antenas WiFi tienen un funcionamiento y planteamiento de lo más simple: amplificar la señal desde tu router a cualquier parte de su casa. En otras palabras, multiplicar el alcance de una manera rápida y sencilla. Y lo que más le importa a tu bolsillo: de una forma económica. Aunque, como es natural, todo depende del modelo del que hablemos.

Seguramente no sufras este problema un pequeño apartamento o piso. Pero en grandes chalets, casas u oficinas es muy normal que, debido al grosor de las paredes, el número de ellas o elementos que interfieran, no llegue bien la conexión, creando las famosas ‘zonas muertas’ a las que no llega del todo bien la conexión. También es muy habitual que suceda en redes WiFi de 5 GHz (recordemos que tienen más potencia, pero menos alcance que las de 2.4 GHz).

En Topes de Gama os traemos una solución de lo más viable y potente. Sin necesidad de comprar otro router, ni configurarlo, ni otros engorros tecnológicos. Hoy te traemos todo lo que debes saber sobre las antenas WiFi.

Cómo funcionan las antenas WiFi y tipos

Las antenas WiFi tienen un claro cometido: redirigir la señal emisora, que en este caso es la que emite el router. Eso quiere decir que, de ninguna manera, aumenta su potencia, sino que la amplifica. En este sentido, las antenas WiFi no son emisoras de señal, sino que se limitan a redirigir la señal en varias direcciones.

Antena WiFi

Te preguntarás si hablamos de amplificadores, pero no. No son lo mismo. Mientras que los amplificadores tienen una ratio mucho más pequeña, la señal de la antena llega mucho más fuerte y es mucho más similar a la señal que recibirías cuando te sitúas cerca del router.

Hablamos de que son capaces de llegar a kilómetros de distancia, y no solo a metros, como en el caso de los amplificadores. Para ello, intervienen tres propiedades: la ganancia, la dirección y la polarización. Tres conceptos demasiado técnicos que, para elegir una antena de uso doméstico no son demasiado relevantes.

Dicho esto, nos podemos encontrar con tres tipos de antenas WiFi en el mercado actual.

  • De tipo direccional o planar. Son aquellos tipos de antena en los que la señal va en una sola dirección, y no en 360º. Son mucho más efectivas que el resto de antenas, pero cuando tenemos claro en qué dirección queremos que vayana. Por ejemplo, para utilizarlas entre dos edificios. Para un uso doméstico son inviables. Pero sí para un uso profesional, en una oficina, por ejemplo. Para emitir utilizan una parabólica.
  • Omnidireccionales. Funcionan 360º. Ideales para coberturas inalámbricos interiores y exteriores. En el caso de querer utilizarla para un uso doméstico, son las más recomendables. Emiten señal en todos los sentidos, por lo que vendrán bien para ser utilizadas en cualquier lugar de la casa sencillamente. Eso sí, en vertical emite unos 180º y no 360º.
  • Sectoriales. Las sectoriales emiten en un área determinada entre los 60º, 90º y 120º. principalmente. Disponen de una mayor ganancia respecto a las omnidireccionales, pero con una zona de cobertura muy pero que muy limitada. Las vamos a descartar porque su uso no está para nada relacionado con el mundo doméstico, sino para el profesional, como antenas para telefonía móvil. Son inviables para cualquier usuario estándar.

Fíjate en estos detalles antes de comprar una antena WiFi

Como es habitual, lo normal es que, antes de comprar un aparato tecnológico de estas prestaciones, te fijes en una serie de cuestiones preliminares. Será muy útil que optes por aquel que más se adecúe a lo que buscas o a tu hogar: no es lo mismo un extensor para uso doméstico que uno para un uso profesional.

Sea como fuere, veamos lo que has de tener en cuenta:

  • Elegir entre direccionales y omnidireccionales. Como bien te hemos explicado en el apartado anterior, las direccionales están pensadas para un uso más profesional, pero al alcance de cualquier pequeña, mediana o gran empresa. Incluso para un uso doméstico si tienes una casa muy grande. Sin embargo, las más vendidas y utilizadas son las de tipo omnidireccional, ideales para un uso doméstico. Si eres un usuario estándar que pretende instalar una para su casa, deberías optar por uno de estos modelos.
  • Una o doble banda. Otra encrucijada a la hora de elegir: ¿son mejor las de una o doble banda? Cuando hablamos de bandas nos referimos a los 2,4 y 5 GHz. Lo óptimo será que soporten la doble banda para un mejor funcionamiento. Esta última alternativa permite que los repetidores transmitan una mayor velocidad inalámbrica y por tanto la señal será mucho mejor.
  • La instalación. ¿Eres un profesional o un usuario normal que no tiene mucha idea? Si la respuesta es la segunda, te recomendamos que optes por modelos omnidireccionales, sencillos y rápidos de configurar. Cuanto más pequeño, mejor. Sin embargo, si vas a comprar un modelo direccional, seguramente su instalación requiera de un profesional.
  • WPS. Seguro que, si tienes algún router o algún amplificador por casa, habrás visto unas pequeñas letras o un botón que dice WPS. Es un estándar que te ayudará a configurar tu dispositivo rápidamente. Simplemente, conectándote a la red, pulsando el botón del router y de la antena, se configurarán rápidamente con un PIN de por medio. ¡Así de simple! Eso te ayudará a una instalación eficaz y sin complicaciones. Fíjate en que la antena WiFi que vayas a comprar lo incorpore.
  • Resistencia. Muchas de ellas van a ser de exterior, por lo que no estará de más que cuenten con algún tipo de resistencia al agua, o a los rayos. De esta manera podrán pasar largos años en el exterior de la forma más cómoda.
  • La marca. Como en todo, la marca tiene mucho que ver en el proceso de compra. Principalmente porque hay compañías que llevan décadas perfeccionando sus productos, como es el caso de TP-Link, y que ofrecerán una mejor calidad, aunque su precio sea levemente mayor respecto a otros modelos. De esta manera, eligiendo una marca con experiencia en el sector te garantizarás una buena experiencia de uso.
  • El rango de precios también importa. Habitualmente va implícito que, cuanto más caro sea, mejor. Sin embargo, en el caso de estos dispositivos no es una máxima a seguir. Sí será buena idea fijarse en el precio, ya que todos los productos que te incluimos son de relativa buena calidad.

Los modelos más sencillos y económicos de antenas WiFi: omnidireccionales

Queremos ofrecerte una solución para todos los usuarios estándar: las de tipo omnidireccional. Ya te lo hemos contado, pero por si acaso, lo recalcamos: ideal para todos aquellos usuarios que quieran una antena WiFi para uso doméstico, en su piso, apartamento o chalet. Son simples, económicas y rápidas de configurar. Te presentamos algunos de los mejores modelos:

Poynting Omni

Una de las primeras opciones más económicas con las que te puedes hacer para un uso doméstico es esta de Poynting. Una antena completamente omnidireccional. Es ideal tanto para interiores como para exteriores, funciona con 3G y 4G.

Funciona en las siguientes bandas y frecuencias: 698-960MHz, 1710-2700MHz, 3400-3800MHz. Para ello utiliza una polarización única. Es ideal para montar en cualquier poste o pared.

Poynting Omni Antenas WiFi

Aumenta considerablemente la señal, con un mayor rendimiento en todo tipo de conexiones. Dispone de un cable de 2 metros para la conexión y un conector SMA. Según la propia web, la antena está diseñada para ser utilizada únicamente como enrutador, aunque este no está incluido.

El precio de esta Poynting omnidireccional es de unos 35 euros aproximadamente en Amazon.

Bingfu Lora

Un modelo bastante reputado es este Bingfu Lora. Funciona en el siguiente rango: 860MHz – 930MHz (868MHz), por lo que es omnidireccional. Además, se puede colocar fuera de casa, ya que cuenta con resistencia al agua IP67. Podrá pasar largos años conectada fuera de casa sin que entre una sola gota de agua.

Bingfu

Es ideal para montaje en pared fijo, con un cable cuya longitud es de 1 metro. Incluso tiene su propia aplicación para configurar, a través de LoRa IoT. El fabricante recomienda instalarlo en un techo o ático, cuanto más alto mejor.

Este producto cuesta unos 40 euros aproximadamente a través de Amazon en el siguiente link:

Kaser

Una antena direccional con forma cilíndrica, ideal para recepción de señal LTE desde cualquier interior de casa. La velocidad es rápida y es compatible con una gran amplitud de routers como TP-Link, Dlink, Netgear, y muchos módems.

Kaser

Incluye 2 cables, cuya suma es de 10 metros en total. Sirve para mejorar la intensidad de la señal. Es genial para instalar en cualquier pared o lugar alto para recibir una mejora de entre 40 y 70 Mbps.

Muy buena para conectar a cualquier router con 4G. Puedes hacerte con ella por unos 90 euros en Amazon.

TP-Link EAP225

TP-Link EAP225 Wave 2 dispone de tecnología Mesh para crear una zona WiFi eficiente. Cuenta con hasta 1300 Mbps con tecnología 2×2 MIMO, su alta potencia de transmisión y antenas de alta ganancia proporcionan una gran cobertura de área. Una solución perfecta para hogares grandes que requieran de una cobertura de red amplia.

Una opción de lo más buena para obtener cobertura de largo alcance. Además, dispone de acceso a la nube y aplicación Omada para poder gestionar toda la información al respecto. No tiene roaming ni interrupciones.

Repetidor WiFi TP-Link

Es adecuada para todo tipo de entornos al aire libre, con resistencia al agua IP65. También dispone de protección contra rayos y protección ESC. Permite conectividad inalámbrica entre AP para un rango extendido.

El precio es de unos 100 euros, pero sin duda que es una de las mejores marcas con las que nos podemos hacer hoy en día. ¡Totalmente recomendable!

Antenas WiFi de muy largo alcance: direccionales

De corte mucho más profesional que los modelos anteriores, las de tipo direccional. Si eres un profesional en busca de amplificar la señal de un edificio o un lugar amplio, e incluso para dos o más casas, estas son las soluciones que te proponemos desde Topes de Gama:

W Wonect

Empezamos la selección de los modelos de muy largo alcance con esta W Wonect. Se trata de una antena WiFi con 10 metros de longitud y 9.20 metros de cable USB. Posee una conexión USB, y no ocupa nada de sitio. La podrás instalar cómodamente en lugares alejados.

W Wonect

Es multibanda, compatible tanto con 2.4 GHz y 5 GHz. Al ser direccional irá en una sola dirección, por lo que se recomienda ponerla en lo alto de un tejado o cualquier otro lugar alto en la dirección indicada. Puede alcanzar hasta 1 km desde arriba y en horizontal.

Será tan fácil como conectarlo al USB, ¡y listo! El precio de esta antena es de unos 50 euros en Amazon.

Ubiquiti Spain

Desde luego que, una parabólica es una mejor opción todavía mejor porque su alcance es mucho mayor que una antena común. Es ultra ligero y precio muy bajo. Dispone de una libertad absoluta, pudiendo alinearla en tres ejes hacia donde tú quieras. Además, su sintalación es de lo más fácil, sin necesidad de complicadas herramientas más que amarrarla al poste.

Ubiquiti antenas wifi

Sus rangos llegan hasta los 30 km con una velocidad de hasta 100 Mbits de alta ganancia. Opera en el rango mundial no-licenciado de 5 Ghz, según explica la propia web de venta. Estéticamente es de lo más pequeña y nadie notará su presencia.

Su precio es de unos 60 euros en Amazon.

Wavlink AC600

Por último, uno de los mejores modelos a la venta: este de Wavlink. Otra antena que podemos utilizar para exteriores ya que cuenta con resistencia IP65 resistente a los rayos y al agua. También aguanta condiciones de temperaturas extremas de entre -30º y 70ºC.

Wavlink AC600

Dispone de 4 modos: modo AP, repetidor, enrutador, puente. Cada uno con sus funciones como amplificar cobertura; crear una red privada; compartir múltiples dispositivos o cubrir una red cableada respectivamente.

Es multibanda para 2,4 GHz y 5 GHz. Ofrece velocidades que llegan hasta los 600 Mbps, con varias antenas para garantizar la mejor de las conexiones. El precio de venta de este Wavlink es de unos 90 euros.

Nuestra recomendación: mejores antenas WiFi

Y, llegados aquí, ¿con cuál de ellos nos quedamos? Nosotros lo tenemos claro. El que más nos ha gustado ha sido el modelo anterior, tanto para hogares como para oficinas u otros negocios. El de Wavlink destaca por tener 4 modos bien diferenciados, ideales para todo tipo de tareas. Además tampoco tiene un precio tan elevado comparándolo con la competencia. ¡Se lleva el sello de Topes de Gama!

¡Sé el primero en comentar!